¡Vivan las humanidades! (recomiendo)

Sólo un comentario: un imperdible artículo de Luis Jaime Cisneros en “La República” de hoy domingo 18. Reproduzco tan sólo el primer párrafo y les pongo de nuevo el link para que lo lean completo.

Nos viene ocurriendo desde que éramos muchachos. A medida que se ha ido deteriorando nuestra facultad crítica, la verdad ha comenzado a sufrir derrota tras derrota. Lo grave de este deterioro, antes que un fenómeno del inesperado mundo vulgar, es un “defecto orgánico de quienes producen conocimiento”. Ya lo había advertido Huizinga setenta años atrás: “Junto a este fenómeno de decadencia, hay además otro que podríamos llamar corrupción de la función asignada a la ciencia, o abuso de la ciencia como medio” (Entre las sombras del mañana, 1936,79). Ciertamente, la ciencia ha progresado en forma extraordinaria: su valor como conocimiento está en la cúspide. Y qué decir de su aplicación: nuestra sociedad de consumo lo comprueba diariamente. Pero ya no nos rinde como ayer en el campo de la educación. Su valor pedagógico está realmente por los suelos. En ese aspecto, no sería errado admitir que estamos atrasados, como si nos hubiésemos quedado en el siglo XVIII.” (continúa)

Nos vemos.

Anuncios

16 comentarios en “¡Vivan las humanidades! (recomiendo)

  1. Que buen hallazgo. Lastima que el venerable maestro LJC no de en el blanco, a mi parecer. El problema no es la modernista prevalencia de las ciencies exactas por encima de las humanidades, sino el cientifismo que atraviesa los estudios de letras y cuya crisis ha desembocado en la posmoderna negacion de todo valor o referente absoluto. Claro que se pretende subsanar el “gap” con la tan mentada “tolerancia”, pero el hecho es que una educacion en humanidades basada en el paradigma relativista (el de las “creaciones ineditas”) conduce inevitablemente a la fragmentación ad infinitum y la incomunicación.

    Para que el alumno descubra “el valor de la verdad y la justicia, de la verdad y el error.” tiene que reconocer que hay una verdad y un sentido de justicia y del error. El reconocimiento del “mundo espiritual y el mundo de los valores” requiere de certezas, no de dudas “posmodernas”. Nadie puede descubrir nada si no esta seguro de nada.

    Me gusta

  2. Y cual es la “verdad” que hay que reconocer?. Y cual es la “certeza” que debemos atesorar para poder reconocer el mundo espiritual y los valores?

    LJC hace más bien referencia a la importancia de contar con una sólida formación humanista como base de cualquier especialización posterior (por más científica que termine siendo esta) para evitar justamente la proliferación de sujetos altamente especializados que no tienen una pizca de criterio ético o respeto a los valores en su praxis profesional. Y cuando hace mención a una verdad no se refiere precisamente a un credo único o a una ideología plana que hace tabula rasa de cualquier otra opinión discrepante. Habla más bien de aquellos conocimientos básicos inherentes a cada cultura y sociedad que hoy parecen ser olvidados en estas “fábricas de profesionales” que pululan por doquier.

    A mis hijos no les enseñan ningun “valor o referente absoluto” en su colegio y eso me hace pensar que el dinero empleado en su educación no puede estar mejor invertido. Sobretodo cuando la formación del “espíritu crítico” esta claramente consignada en los lineamientos educativos haciendose patente en la teoría y práctica que no solo (como decía Ortega) se les enseña a creer en lo que escuchan sino también a dudar de lo que acaban de aprender. Eso, no es ningun tipo de relativismo posmoderno, es simple y llanamente enseñarles a los chicos a pensar y cuestionar el mundo en el que crecen el cual, como ya todos sabemos, no es precisamente el mejor no?

    Sería interesante escuchar al maestro LJC opinar sobre los apetitos desmedidos de control de la PUC por parte del Cardenal Yuca, sumo sacerdote de aquellos que propugnan “las certezas y verdades absolutas”.

    Un abrazo

    Schatz

    Me gusta

  3. Pues hace poco escribi algo que apunta por el lado opuesto, que habia tradicionalmente una tendencia a hacer menos a las ciencias dentro de los profesionales de letras (como cultura) pero que era necesario que los de ciencias entendieran de letras, a ver si te das un salto Danza y me dices que opinas.

    Y eso de verdades absolutas… asusta la verdad

    Me gusta

  4. El solo hecho de comunicar una posicion indica que hay referentes comunes (fijense en la raiz del termino comunicacion). Nadie puede negar cuestiones universales como el sentido de la vida y el valor de esta por sobre cualquier cosa. La sola distincion de bien y mal responde a certezas. Nadie en su sano juicio negaria que el hecho de un asesinato es malo en si. Reflexionen sobre eso y veran que tenemos mas coincidencias que divergencias, lo que convierte la relativización no solo en algo insensato, sino inhumano.

    Me gusta

  5. “Nadie puede negar cuestiones universales como el sentido de la vida y el valor de esta por sobre cualquier cosa.”

    Disculpa, Guille, pero yo ya te he demostrado fehacientemente que hasta tu RELATIVIZAS.

    Para ti la muerte de niños en Irak, el bombardeo de Bagdag, el asesinato de Lennon, los muertos de Pinochet son cosas buenas, o “necesarias e inevitables” que celebras. Asi como celebrarias un magnicidio de Castro o Evo. Obviamente dirias, “oh, pero existen atenuantes, Saddam era malo malo, Castro es malo, Evo es recontra malo, porque es indigena, blablabla”.

    Nadie en su sano juicio negaria que el hecho de un asesinato es malo en si.

    Te recuerdo tu celebre frasecita: “¡Gracias, Chapman!”, refiriendote al asesino de Lennon.

    Reflexionen sobre eso y veran que tenemos mas coincidencias que divergencias, lo que convierte la relativización no solo en algo insensato, sino inhumano.

    Aca el unico inhumano eres tu, que vive mas pendiente del reino de los cielos en donde llegaras al septimo cielo para tocarte con dios, que con lo real.
    Lo real te demuestra que vivimos en base a relaciones (con el entorno, con nosotros mismos), una relacion implica un contexto y eso OBLIGA a relativizar.
    ¿Por que dejas de lado las DIVERGENCIAS que dices que tenemos? ¿Acaso el solo hecho de que existan divergencias no implica que las cosas son relativas? Tenemos coincidencias, y divergencias, si, por eso nuestro juicio tiene que darse EN RELACION a los contextos, nuestros juicios tienen que ser RELATIVOS.

    Lo que pasa es que en tu secta berlusconiana “Comunion y Liberalismo” te han amaestrado para tenerle miedo al “terrible vacio”, al “horroroso abismo” que implica el cuestionamiento constante de uno mismo y de las cosas. Tu prefieres estar quietecito calladito, defendiendo al poderoso.

    Lo tuyo es hipocresia patologica. Hasta tu relativizas, ¡Aceptalo!

    Me gusta

  6. Por supuesto Danza. Y en ningun punto se deja un resquicio para el contrabando ideológico de “verdades absolutas” que alguien pretende hacer con el texto del maestro.

    No es tan candente el debate tampoco pues salvo que alguien quiera empecinarse en demostrar la cuadratura del círculo las cosas estan bastante claras.

    Un abrazo

    Schatz

    Me gusta

  7. Yo pienso que la ciencia per se, en manos de alguien sin ninguna formación humanística (como sugirió Schatzie) puede dar lugar, efectivamente a toda clase de monstruosidades, a veces en nombre de una mal entendida “relativización”… pero eso es materia de otra discusión aparte.

    Volviendo al punto de la relación de las ciencias y las humanidades, recordemos que el propio Aristóteles (ojito, científicos) dijo: «la ciencia por excelencia debe tener por objeto el ser por excelencia». ¿Qué puede ser más elusivo e intangible que “el ser”? Eso ya indica que la ciencia tiene (o debería tener) implícita una búsqueda ontológica, metafísica. Algo que ciertos “científicos” entre comillas se empeñan en negar a rajatabla. En fin, ese es mi punto de vista.

    En cuanto al punto de vista concreto del maestro Cisneros (la decadencia de las ciencias en la educación) puesss…. yo creo que se aplica muy bien a muchos proyectos pseudoeducativos que ostentan y hacen gala de tales o cuales instalaciones e infraestructura donde los alumnos pueden juguetear y hacer cosas que los impresionen “oohhhhhhhhh” (y que impresionen a los pagantes padres) pero que en realidad no enseñan a los chicos a pensar críticamente, ni a reflexionar en las implicaciones o valoraciones de los resultados obtenidos, sino meramente a guiarse por lo tangible, por lo que ven con sus ojos.

    La experimentación científica puede ser (y de hecho es) un gran auxiliar educativo, pero jamás será un substituto del pensamiento abstracto, que es necesario en todas las esferas. Y tranquilos chicos, no me salgan con que estoy hablando desde una perspectiva católica: pregúntenle al brillante Stephen Hawkings, quien no puede usar su cuerpo inválido sino sólo su mente… y que no es precisamente vocero de ninguna iglesia 🙂

    Y por si acaso, la solicitud de Ernesto (con estos comments mucho más extendidos) la he atendido en su mismo blog.

    Me gusta

  8. Es que desde la modernidad la ciencia misma se ha restringido al conocimiento de la leyes de la naturaleza y la facticidad pura. De alli el llamado metodo cientifico “hipotesis-experimentacion-demostracion”. La tradicion pre-moderna entendia “ciencia” como conocimiento en su sentido mas amplio.
    La pretensión moderna nace justamente de ignorar los significados ultimos, el sentido de las cosas, los espiritus. De alli la crisis de la modernidad cuando se encuentra que la ciencia no satisface la busqueda de sentido del hombre que, a fuerza de haberla ignorado, produjo mas conflictos de los que se pensó solucionar científicamente.
    En la posmodernidad actual se insiste en este paradigma cientifista con las llamadas “ciencias sociales” cuyo metodo ha influenciado las humanidades. Por eso vemos que la critica cultural llena de “enfoques” (de genero, psicoanaliticos, de alteridad, otredad, etc.) propios de las ciencias sociales, atraviesan los estudios de letras.
    Si antes se ignoraban las cuestiones fundamentales, ahora se relativizan pero para negarlas.
    Por eso cuando el maestro apela a la enseñanza de valores, no lo hace desde la posicion posmodernista sino abogando por un regreso a las cuestiones fundamentales. En el posmodernismo no hay valores, sino meras convenciones, para colmo “negociables”.

    No se puede hablar de valores sin reconocer su dimensión universal. ¿Sino, como diablos pretenden comunicarlos? Otra cosa es remitirlos a la subjetividad de la persona (como hace Duran) bajo la muy clásica forma de la queja (en su versión mediocre, ad hominem). Sin embargo esto ultimo solo evidencia -aparte de ignorancia supina- la contradicción de que no se puede ser relativista sin un referente absoluto: un conocimiento del bien y del mal.

    Me gusta

  9. No se … tomar como referente a Aristoteles como que no va en tanto a establecer las bases de la ciencia, recordemos que su influencia se extendio hasta el renacimiento y recien pudo ser roto con los avances en el desarrollo del metodo cientifico por Galileo y Kepler entre otros.

    Si justamente algo se debe al renacimiento es ese punto de quiebre y la introduccion de descubrimientos que contradecian lo ya dictado antes, en adelante la experimentacion y observacion serian las bases de la ciencia para bien.

    Y justamente las propuestas de Galileo por el contexto en que se dieron son un simbolo claro de la libertad de pensamiento, algo impensable entonces. Y Kepler …. el triunfo de la observacion y el analisis frente a lo que uno creia que debia ser.

    Me gusta

  10. Pues Galileo ni Newton ni kepler dificilmente podria haber llegado a formular sus teorias fisicas de no ser porque antes que ellos un canónigo polaco rompió con el paradigma aristotelico: COPERNICO.
    como lei de Umberto ECO, el problema entonces no era la falta de libertad de pensamiento, sino la rigurosidad y excesivo formalismo academico entonces. Los cuadriculados academicos pontificios que intervinieron en el proceso contra Galileo le conminaron a que demostrara sus teorías, a lo que él se negó.
    Lamentablemente la idea del proceso a Galileo que persiste es aquella descrita en la obra de Brecht “Galileo”. La realidad fue distinta, aunque no faltó la dosis de desconfianza y animadversión hacia esa nueva especie de “actores sociales” tan o mas intolerantes que sus contrarios: los científicos.
    No nos olvidemos que incluso en el humanismo, renacimiento e ilustración se consagraron verdaderas barbaridades como el racismo (en la venerable “Enciclopedia” se definia a los africanos practicamente como animales), el control social y los milenarismos de toda clase (y de abierta inspiración pagana).

    Me gusta

  11. Efectivamente Guille, y Kepler era un hombre de una fuerte religiosidad protestante que esperaba una clase de resultados como consecuencia de las observaciones, finalmente (sin romper su fe) acepto la evidencia de los hechos para plantear sus 3 leyes.

    El problema academico de entonces era justamente el creer que lo establecido por Aristoteles era ya algo definitivo, asi que la introduccion de la experimentacion como metodo permitio romper con ese modelo.

    Mis cuestionamientos van al hecho de todavia basarse en lo dicho por Aristoteles como idea de que es lo que debe ser la ciencia asi como sus metodos.

    Me gusta

  12. Esta es de campeonato:

    “No se puede ser relativista sin un referente absoluto: un conocimiento del bien y del mal”.

    Claro, para ser relativista, hay que creer en algo absoluto, aja, claro.

    Pensar que lo “comun” es necesariamente algo “absoluto” es propio de gente que confunde “privado” con “comunal”. Falencias del lenguaje en las que algunos caen. ignorante quien no sabe, o no reconoce, que lo comun es relativo.

    Acusar a la “crisis de la modernidad” es mas que un lugar comun, una excusa para que los oscurantistas nos metan su rollo retrogado barato. Las libertades que han ido surgiendo en la historia (con sus obvias crisiss) son cuestionadas precisamente por los mismos que quieren ahora tomar la PUCP. Los mismos que hasta 1940 tenian libros prohibidos para su feligresia. Y hablan de libertad, ja.

    Algo a lo que se refiere Cisneros en su articulo es que toda esta perdida de esencia en la educacion y la ciencia se debe, en gran medida, a la practicidad con que se toman algunas cosas, a su aplicacion inmediata, su utilidad.

    Y es que nuestro medio, el mercado, la sociedad de consumo, que es producto del capitalismo, permite, crea y promueve eso. Universidades que son solo fabricas de mutantes, acriticos y acefalos, eso busca el sistema productivo actual, de ahi la crisis.

    No dejemos que HIPOCRITAS nos vengan a decir que debemos asustarnos antes las crisis que presentan los nuevos retos asumidos por la modernidad y el progreso, ni que nos vengan a establecer valores que no son socialmente validos ni actuantes, en nombre de una verdad ulterior o un “referente absoluto”.

    Saludos

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.