Belleza: encuesta plop.

A ver… un punto al que periódicamente le doy vueltas.

¿Por qué, si nosotras (bueno, me refiero a las que somos heterosexuales) suspiramos, nos llenamos de hormonas libidinosas y nos derretimos por tipos maravillosos, churrísimos y suculentos como estos espléndidos especímenes de macho humano…

Keanu Reeves…

Johnny Depp…

Mel Gibson (un tío con jale)…

Alessandro del Piero…

…terminamos sin embargo emparejadas con nuestros terrenales, panzones, y en general imperfectos compañeros (llámense novios, amantes, esposos, ocasionales, etc.)???

¿¿Será por la misma razón por la que ellos babean y hasta invocan a Onán pensando en hermosas y esculturales mujeres famosas (actrices, modelos, etc.) pero al final nos escogen a nosotras como compañeras de ruta??

Sí, claro, debe ser la misma razón (o las mismas razones), pero… ¿alguien me ayuda a definirlas, o a enumerarlas? Sólo esbozaré acá unas reflexiones.

Un amigo me dijo, hace poco:

– Yo no podría estar con una mujer muy bella. No podría vivir tranquilo pensando en cuántos me la querrán quitar.

REFLEXIÓN NO.1

La belleza, masculina o femenina, es algo que se admira, pero que hasta cierto punto intimida, porque nos inspira temor de ser comparados con un paradigma de perfección, a cuya altura no llega ni nuestra más desbocada (o descocada) cotidianeidad. Lo interesante es ver las distintas reacciones de hombres y mujeres ante esto. ¿No?

REFLEXIÓN No. 2

Frase atribuida a Charles Darwin: “La belleza es el resultado de una selección sexual”. Puede funcionar para los demás animales, pero, si eso fuera estrictamente cierto, la humanidad andaría en peligro de extinción por escasez de machos atractivos seleccionables. Evidentemente, la belleza puede ser lo más notorio a primera vista, pero, volviendo a mi primera pregunta, reformulada: ¿qué es lo que nos hace finalmente sentar cabeza con alguien que, definitivamente, ni es ni será el epítome de la belleza? Una pista nos la da el viejo Ortega y Gasset: “la belleza que atrae no es la belleza que enamora”.

REFLEXIÓN No. 3

Pienso que, finalmente, nos emparejamos con quienes nos brindan otra clase de belleza: la que vuelve extraordinario al hecho más cotidiano, sólo porque sucedió al lado de esa persona que nos enamoró.

Pero, como dijo Dostoievsky: “la belleza es un enigma”. No soy filósofa ni me considero artista, y tampoco intento resolverlo. Pero sí me interesa saber qué piensa cada uno de ustedes al respecto, y cómo viven sus encuentros con la belleza, cómo definen “belleza”, y en qué forma la han incorporado a sus vidas.

Anuncios

20 comentarios en “Belleza: encuesta plop.

  1. es asi simplemente porque ellos y ellas tienen dinero.. entre ricos se casan y entre pobres tambien.. esa es la razon.. de seguro que si tengo dinero mismo con la misma panza y la misma jeta.. una de esas actrices me echa el ojo y ya

    EL Gran RacuRock

    Me gusta

  2. Bueno, la razon principal por al que no estoy con Gary Oldman – simbolizacion de la perfeccion masculina para mi – es que no esta cerca mio, nada mas. Si estuviera más a mi alcance, obviamente que ya lo habria encerrado en el sotano sin dejarlo salir.

    Me gusta

  3. Sería mentira decir que yo me siento atraída por un hombre porque …. “tiene buenos sentimientos”. Eso no puedes saberlo la primera vez que lo conoces; claro, al menos que justo lo conozcas en medio de una obra de caridad. Para mi, las cosas entran por los ojos primero -ooooh material girl!-, que le voy a hacer! Una vez que alguien me atrae físicamente empiezo a observar otras cosas -actitudes, creencias, valores, etc. Y allí empieza la selección.
    Ahora, no con esto estoy diciendo que mi pareja es perfecta. Claro que no. No es un modelo o un ícono de esos. Pero definitivamente tiene que tener algo que físicamente me guste. O los ojos, o los labios, o la nariz, o la proporción de su cuerpo, etc, etc.

    Me gusta

  4. ¿tal vez porque no estamos dispuestos a luchar lo suficiente?

    o a sacrificar lo que sea necesario sacrificar
    o simplemente queremos ser queridos
    o consideramos que no somos lo suficientemente buenos para apuntar muy alto

    o entendemos que el mundo visible está constituido sólo por sombras y reflejos del mundo inteligible y que es más razonable buscar la belleza en el segundo. (sí, yo también pienso que platón es complicado.)

    saludos danza.

    Me gusta

  5. En primer lugar Danza, qué guapo es Alessandro Del Piero!!!
    Ok, me limpio la baba, y sigo:
    Por ahí dijeron que todo entra por los ojos, pues yo creo que es cierto, uno elige como pareja a alguien que le atraiga tanto física como mentalmente, algo atractivo deben tener nuestras parejas no???
    Qué por qué nuestras parejas son hombres promedio en vez de esos cuerazos de portada??. Pues por la simple razón de que nosotras también somos mujeres promedio y uno siempre busca afinidad. te has dado cuenta que generalmente los hombres guapísimos andan con mujeres guapísimas y viceversa???
    La belleza es un conjunto realmente hay hombres que son guapísimos por fuera y por adentro son muy feos o están totalmente vacíos, y lo mismo pasa con las mujeres,y creo que la clave está en saber apreciar la belleza interna como externa.

    Besos

    Me gusta

  6. Yo coincido con quienes afirman que la primera atracción es visual. Uno se fija en los ojos, en el rostro y en la anatomía. Si eso no te llama la atencion es muy difícil que uno avance hacia otras etapas, así de sencillo. Claro esta, si es que hablamos de alguien a quien queremos para compartir algo más que una amistad.

    Si lo que hemos visto exteriormente tiene también un contenido interesante entonces estamos ante una combinación que nos llevará a pensar si es que nosotros podemos dar la talla. Más importante aún, si somos compatibles con la persona en quien nos hemos fijado.

    En cuanto a las desigualdades creo que es más fácil ver a un hombre promedio con una mujer guapa que a un hombre guapo con una mujer promedio. Me parece una tontería eso de que “entre ricos y entre pobres se casan”, es una generalización absurda. Hay muchas personas que generalmente no se atreven a confesarle a alguien sus sentimientos por temor a ser rechazado por su origen,diferencia social o status económico. Creo que cuando hablamos de relaciones humanas no hay ningun tipo de barreras salvo las que nosotros querramos autoimponernos.

    En lo personal me considero un afortunado. Mi mujer es guapa y no ha faltado algun desatinado que alguna vez ha preguntado en voz alta que hace una mujer guapa con un hombre que no lo es tanto.Nos reímos cuando escuchamos eso(sobre todo cuando el que lo pregunta no tiene una mujer tan guapa) y al margen de alguna respuesta jocosa que a veces damos siempre concluímos que tuvimos la suerte de encontrarnos y descubrir que eramos compatibles en las cosas más importantes, que nos admirábamos mutuamente y que queríamos formar una familia juntos. El resto, como decía la propaganda, es silencio.

    Un abrazo

    Schatz

    Me gusta

  7. Advertencia: voy a quemar cerebro en este post.

    Dicen que, si bien la belleza atrae, a veces intimida debido a los riesgos que ésta acarrea como única selección de pareja. Más explícitamente, cuando una persona se fija en otra persona, siendo esta última una persona bella, la primera persona va a sufrir pensando que no está a la altura de las circunstancias.

    Paradójicamente, eso también explica por qué muchas mujeres hermosas están solas y por qué muchos hombres guapos terminan enredados en relaciones cortas.

    El asunto consiste, entre otras cosas, en la capacidad de la persona de atraer, encantar, deslumbrar, enamorar, impactar, etc. a la pareja seleccionada, y en la capacidad de la pareja seleccionada de hacer lo propio con uno mismo. Creo que cualquiera que está enamorado o está buscando a alguien o ya lo encontró, me dirá que enamorarse tiene mucho que ver con lo que encuentra en una persona, siendo la belleza física uno de los elementos, pero no el único ni el más importante (al menos, no para todos).

    With me so far? Then let’s start burning brain:

    Hace algún tiempo, algunos economistas desarrollaron una “teoría del matrimonio” que, si bien es bastante fría y deja de lado algunos temas, reproduce con bastante exactitud lo que sucede en la selección de pareja.

    Recuerdan lo que pasa cuando alguien quiere comprar un objeto? Normalmente, busca en las tiendas el objeto deseado y los posibles sustitutos, compara calidades, precios, usos, etc., verifica su presupuesto, verifica su riqueza, las posibilidades de retorno (en bienestar o en inversión), las posibilidades alternativas, los recursos ya comprometidos en otros gastos que tiene que hacer y decide si compra o no, o decide cuánto compra o cuánto estaría dispuesto a pagar.

    Dicho en lenguaje técnico, el individuo maximiza su satisfacción producto de la adquisición del bien, sujeto a su restricción de presupuesto.

    Bueno… estos economistas postularon que la selección de pareja se produce de manera similar. Para ser precisos, plantearon que el mercado del “amor” o el mercado de la “pareja” se parece mucho a la situación antes descrita, pero con tres grandes cambios:

    1) Cada individuo entra al mercado con una dotación de recursos, que puede ser mayor o menor, y está compuesta de varios elementos. En este mercado, los “recursos” no son sólo monetarios. Es decir, los recursos o “el valor” que cada participante posee está compuesto de dinero, proyectos, personalidad, entorno, etc. La belleza también es uno de los componentes.
    2) Cada individuo valora los recursos según una función de utilidad propia, por lo que dos individuos pueden valorar una misma combinación de recursos de forma distinta: es decir, unos le pueden poner más peso al entorno, otros a los proyectos, otros a la belleza física.
    3) He aquí el cambio más importante: En este mercado, todos son “compradores” y “vendedores” a la vez. Es decir, así como uno valora los “recursos” de la pareja potencial, es consciente que también lo están “valorando” a uno.

    Por lo tanto, el individuo no enfrenta una restricción presupuestaria en términos de un precio de mercado y una cantidad de dinero, sino en términos de la valoración que los demás participantes hagan de uno mismo (según sus propias y diferentes funciones de utilidad). Cada participante “valdrá” distinto cuando sea evaluado por otro participante.

    El problema del participante en el mercado del amor, por tanto, será el siguiente:
    Maximizar el “valor” de la pareja potencial, dadas las propias preferencias, sujeto al valor que haga la pareja potencial de los recursos propios.

    En buen cristianto, esto quiere decir que cada uno sale a conseguir lo mejor que puede obtener, sujeto a lo mejor que puede ofrecer (y, nuevamente, no sólo estamos hablando de dinero o cosas monetarias aquí; el dinero es sólo uno de los posibles atractivos).

    De allí que la gente exitosa, hermosa, rica, brillante, etc. tenga más posibilidades de conseguir pareja. Sin embargo, no siempre: algunas personas quisieran estar con una calabacita hermosa, otras no concebirían tal posibilidad y algunas, tal vez, se morirían por la calabacita hermosa ofreciéndole poesías, pero a la calabacita no le atraen las poesías sino los carros y los chicos lindos y no aceptaría. Por lo tanto, cada persona busca y busca hasta encontrar a la mejor persona (dadas sus preferencias) que puede atraer, asumiendo que hay personas tal vez “mejores”, pero que no se sienten atraísas por esta persona particular.

    Eso explica muchos comportamientos de pareja, incluyendo el efecto de los secretos revelados (cambia el nivel de preferencias), la aparición de otras personas (cambian el menú de participantes disponibles), las atracciones y peleas por desarrollo personal (cambian el menú de preferencias de la pareja, por lo que podrían ya no ser tan compatibles), etc.

    Digamos, tal vez podría conseguirme a alguien más bonita que mi novia, pero dudo mucho que pueda conseguirme a alguien más bonita y que me “compense” por todo lo todo que es mi novia para mí. Por lo tanto, yo estoy en mi óptimo.

    Me gusta

  8. Como siempre, interesante post e interesantes comentarios. Ademas de la foto de Monica Bellucci, reclamo las de Angelina Jolie y la Mas Mas: Marilyn; y… como siempre pedilon, las de Jodie Foster y Helen Hunt, mis favoritas por talento y cerebro. El tema de hoy me hace recordar un texto de Ribeyro en una de sus Prosas Apatridas. Julio Ramon conversaba con un amigo acerca de la belleza femenina, y convenian en que algunas mujeres tenia “un buen cerca”, es decir, que luciendo guapas, al alejarse veian que era un poquito chuequita de piernas o algo asi; en cambio habia algunas que tenian “un buen lejos”, mujeres que de lejos parecian muy atractivas pero que al acercarse ya no parecian tan hermosas como de lejos.
    Entonces se preguntaban, cual es la mejor distancia para medir la belleza de una mujer?…… La distancia de la conversacion.
    De acuerdo con eso, y de acuerdo tambien con Schatz en que todo entra por los ojos. Como varones siempre nos sentimos atraidos visualmente por mujeres hermosas. Es muy dificil que alguien se acerque a otra persona si no la considera bella o atractiva fisicamente.
    Un ejemplo gracioso? un amigo que estudiaba ingenieria, me contaba que en una de sus clases habian dos chicas, una bonita y otra no. Cuando a la bonita se le caian las cosas, ya sea el lapicero o el borrador, siempre habia un caballero atento. Pero cuando a la otra chica se le caian las cosas, no habia ningun caballero a su alrededor. Mundos paralelos??? nooo!!! simplemente ignoramos lo que visualmente no nos atrae.

    Me gusta

  9. Diferentes reflexiones, diferentes ideas y diferentes puntos de vista, y sin embargo, todos ellos perfectamente validos.
    Creo que la mayoria de nosotros hemos estado mas de una vez en las diferentes situaciones que mencionas en el post y tambien en las que se mencionan en los comentarios.
    Y pues, la belleza (en la forma en la que sea concebida) es parte de una mezcla de percepciones que al final llevan al receptor a sentirse atraido o no, ya depende de cada uno darle a esta belleza el porcentaje que le quieran atribuir en este complicado tema, cada uno tiene sus preferencias.

    Me gusta

  10. Siempre lo supimos: la belleza y sus variedades siempre suscitan comtemplación u reflexión. Qué hace atractivo a un hombre es más difícil (creo) de definir, pero, en mi caso, confieso que me encantan… la mirada, las manos, pero más… los pompis!! Que les entalle lindo el pantalón… y claro, también la nuca (limpiecita, bien recortadita, o sea, bien masculina).

    Gran Racu: Bueno, el dinero puede atraer gente hacia tí, pero ¿eso va a dejar de hacerlas pensar que uno es feo? No lo creo. El dinero atrae de por sí, pero no convierte en atractivo a ningún feo. A menos, claro, que se lo gaste en cirujanos plásticos, pero ese es ya otro tema.

    Gamma: No está nada mal Gary Oldman. De hecho, lo mencionas tanto que estoy empezando a encontrarlo atractivo también 🙂 Vamos a buscar una foto suya ara postearla 🙂 Pero dime, ¿realmente lo secuestrarías? Veo que tienes muchas esperanzas puestas en el Síndrome de Estocolmo 😉 Anyway, suerte, amiga.

    Sarah y Herr Schatz: Claro, claro. Creo que por allí va la cosa. Algo visible que nos atrae y después nos fijamos en “lo demás”, en lo que, como decía Saint-Exupéry “es invisible a los ojos”.

    Jocho: ¿Qué sería si hubieran “personas bellas para todos”? Alucina.

    Carlox: Platón ES complicado, pero interesante. Vale la pena recordarlo en esta época en que la moda es el relativismo desatado.

    Kris: Para gustos se han hecho colores. Además no se supone que gusten los mismos que a mí, salvo que seas gay, cosa que ignoro… aunque tus sugerencias de qué hombres son más o menos atractivos son bienvenidas 😉

    Maximiliano: El tema de la belleza siempre da de qué hablar. La prueba es este post.

    Enakam: Cuánta razón tienes!! Efectivamente, hay muchas maneras.

    Ursula: Me has hecho recordar un viejo refrán español, “cada oveja con su pareja”. Sí pues, uno tiende a unirse a personas con quienes se siente bien. Y la belleza extrema, en el fondo, suele intimidar, creo yo.

    Doc Asu! Tu comment ya parece otro post 😉 Pero, en resumen, creo que vas en el mismo sendero de Ursula, Schatz y Sarah. Uno es consciente de lo que tiene para dar y de lo que se puede conseguir con eso.

    Plato: el marketing personal está de moda, ¿no? Pera empezar puede ser válido, pero ¿alcanza para sustentar una relación larga? He ahí el detalle.

    Osamu Querido, tengo unas fotos muy interesantes de la Jolie para mostrarte en privado cuando vengas a Lima. Eso sí, no olvides ponerte las canilleras… y un buen par de zapatillas para que puedas correr por tu vida 😉 😀

    Nam: Creo que has hecho un resumen magistral. Por algo eres doctor. Mis respetos, su Eminencia.

    Me gusta

  11. Cada quien, hombres y mujeres, tienen su formula. Creo que es mas dificil para una mujer que para un hombre. Los hombres son mas superficiales en el primer contacto y si de primeras no pasas su estandar, pues no tendrás oportunidad de algo serio con él. AHora, como veras, digo}: de algo serio. Porque siempre habrán los que tienen la idea de “chicas para la casa” y “chicas para la cama”. hace poco mi enamorada le presento a mi hermano una amiga. A mi la chica me parece que esta en nada, y de hecho mi hermano penso igual, pero mi enamorada la pinto como “desesperada”. Eso hizo que mi hermano la piense 2 veces, no para estar con ella, sino para la otra cosa mariposa.

    Definitivamente los hombres somos fisicos, y si bien pasada la prueba fisica, buscamos otras caracteristicas (no es lo mismo una chica cariñosa que una chica fria), en general, lo que tendrian que trabajar las chicas es en el aspecto fisico.

    El tema esta en que cuando pensamos en lo que quiere una chica de nosotros, pensamos que ellas son como nosotros y no es asi. La chica promedio tendrá estandares fisicos mas bajos (en la forma en que nosotros lo vemos) pero es por la forma de “calificar”. Hasta la chica mas fea sabe que debe caminar, pararse, moverse, para atraer al sexo opuesto. Nosotros no.

    Imaginate a Johny Depp o Keaunu Reeves pero caminando medio encorvado, con la cabeza gacha, o balbuceando. Es otra cosa no? Es lenguaje corporal.

    Ya se hizo muy largo el comment asi que solo dire algo mas. Las mujeres, cuando buscan zapatos, prefieren bonito pero incomodo. Los hombres prefieren comodo pero feo. Cuando se trata de buscar pareja, los paleles se invierten. Una chica prefiere un chico medio feo pero divertido, bailarin, inteligente y que haga reir. La mayori de los hombres preferirá la chica bonita y engreida, gritona e insportable (al menos por un tiempo).

    Me gusta

  12. Yo creo que el mundo está mal repartido en ese sentido, y ves parejas que no entiendes cómo están juntas porque no pegan ni con cola, físicamente hablando, porque luego en la intimidad puede que se adoren y se lleven fenomenal, pero nunca lo sabremos. Ahí están también los divorcios que hablan por sí solos. En cuanto a de qué nos enamoramos, pienso que es cosa de las hormonas y que siempre estamos condenados a desear a la pareja del vecino, aunque sea momentáneamente. No nos conformamos con lo que tenemos y siempre queremos más, dure lo que dure.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.