Aborto, educación sexual y otras reflexiones.

Este post originalmente era mi comentario a todos los comments que me han dejado en mis posts anti-despenalización del aborto. Pero me quedó tan largo que me pareció preferible ponerlo como post. En este tema he evitado dar respuestas individuales, porque considero que sería desviarme de lo que realmente quiero: invocar a la reflexión. El tema me parece tan delicado y grave, que lo que menos importa es saber “quién gana” la discusión (en este asunto los únicos que pierden son los bebés que no nacerán y las mujeres que se ven convertidas en filicidas) o quién sabe gritar más fuerte, o a quién se le ocurren los ejemplos más extremos. Lo que importa es pensar antes de hacer las cosas. Algo que el mainstream nos dice que no es necesario.

El tema de aborto no es (o no debería ser) una batalla de ingenios o de leguleyadas. El tema es, desde el punto de vista ético, que estamos interfiriendo en el desarrollo de una vida, y desde el punto de vista legal, que estamos violando el derecho a la vida de ese ser viviente. Que él no nos pueda decir “oe pana, yo toy acá, no me toques” no nos autoriza a disponer de su vida.

Sinceramente, a mí me resulta cada vez más difícil quedarme callada ante la oleada pro-despenalización del aborto, o aceptarlo con tranquilidad, o encogerme de hombros diciendo que no es mi problema, o decir (como Caín) que yo “no soy guardián de mi hermano”. Por ahora me limito a postear lo que pienso, pero no descarto tomar acciones concretas en un futuro. Aclaro anticipadamente que de hacerlo, probablemente serían más en la línea de la “resistencia pacífica”.

Como mujer, me indigna que algunos pretendan engañar a las mujeres diciéndoles que abortar es más seguro que dar a luz, sólo por promover el lucrativo negocio de las clínicas abortistas; como católica, me indigna que haya gente que se autotitula “Católicas por el derecho a decidir” cuando de católicas no tienen nada, sino que más bien tienen como agenda dividir a los católicos para incitarlos a destruir embriones, es decir, a matar; como comunicadora, me indigna que los medios ninguneen sistemáticamente lo que no corresponde al discurso de las farmacéuticas y fundaciones pro-aborto; como madre, no puedo dejar de denunciar esta nueva versión de la matanza de los inocentes; como ciudadana, me subleva ver que se pretenda ignorar los derechos del no nacido.

Si esas dizque feministas pro-aborto realmente pensaran en los derechos de la mujer,¿por qué no se ocupan de que los malos médicos no hagan tantas cesáreas e histerectomías INNECESARIAS y sólo POR LUCRO? De eso ninguna dice ni una palabra: ¿Cortar o sacar el útero sin necesidad no es un asunto que entre en del ámbito de la “SALUD REPRODUCTIVA”? ¿Hacer una CESÁREA INNECESARIA tampoco? ¿El útero no es el centro del aparato reproductivo de la mujer?.

Como tampoco estas pseudofeministas quieren que se les recuerde que, efectivamente, las mujeres pobres latinoamericanas son sus “conejillos de indias” para probar métodos anticonceptivos, o peor aún, el mercado perfecto para venderles los que ya se están retirando de circulación en el primer mundo por sus fallas y por los problemas y efectos secundarios que ocasionan (léase: Norplant , retirado voluntariamente del mercado por Wyeth, su propio fabricante, pero que figura entre métodos promovidos por las Floras, que dicen defender los intereses de las mujeres pobres).

Puse [en un post previo] el informe cubano porque justamente por ser cubano nadie va a poder decir que su conclusión de que hay que educar en “evitación de las relaciones sexuales tempranas” desde la familia es obra de cucufatones. Es cierto que hay mucho turismo sexual allá, pero yo no me atrevería a hacer la insinuación de que todas las adolescentes cubanas se prostituyen (eso es lo que implica decir que cualquier cifra cubana está sesgada). El hospital donde se hizo esta investigación atiende a todo público, no sólo a trabajadoras sexuales…

Pero las estadísticas más terribles son las británicas y las españolas.

Como ven, no estamos hablando de Haití ni de Africa, ni siquiera de las alturas de Huancavelica; no hablamos de mujeres pobres que no pueden mantener a sus hijos, no estamos hablando de mujeres que afrontan el trauma de una violación, ni tampoco hablamos de prostitución ni de turismo sexual. Estamos hablando de jovencitas y mujeres que matan un embrión porque no les da la gana de hacerse responsables de las consecuencias de sus acciones… porque la ley se los permite.

Esas son las consecuencias de una “educación sexual” en la que sólo se enseña lo mecánico, se reparten anticonceptivos, AOE’s y se garantiza el aborto, pero nadie menciona la palabra RESPONSABILIDAD ni tampoco respeto al otro ni menos aún valores. Ni mucho menos “abstinencia”. Claro pues. ¿Para qué tomar la pastilla que engorda, para qué reducir el placer usando condón, para qué pensar en la abstinencia, si el Estado no sólo establece que el aborto es una opción factible, sino que encima lo hace gratis y hasta sin necesidad de notificar a los padres? (Pregunta: ¿y los derechos de los padres dónde quedan?)

Parece que nadie tiene hijas o nadie piensa en que algún día las tendrá. O si ya las tiene, no piensa que un día serán adolescentes, asediadas (como alguna vez lo fuimos todas) por muchachitos “carretones” a quienes en realidad les importa un pito (literalmente) la chica y que sólo quieren tener un huequito calientito para hacer mete-y-saca con su pene. Nuestras hijas adolescentes también empezarán a ser bombardeadas mentalmente con el discurso de “abortar es normal mamita, es cosa tuya, es tu cuerpo, hazlo sin culpa si quieres, total, con el aborto te sacas el bulto de adentro y te libras de la cólera del que te hizo la bola”.

Ojo, cuando nuestras hijas sean adolescentes, ¿sabrán hacer respetar su propia voluntad, sabrán ser verdaderamente responsables y dueñas de sus actos y de sus cuerpos? ¿O permitiremos que desde ahora las convenzan que deben estar listas para abrir las piernas y ser penetradas cuando los chicos lo pidan? Y si salen embarazadas a los 14 años, ¿las haremos abortar? ¿Es esa la solución?

Y en este punto sí, pues, es el mainstream de la sociedad consumista el que ya está sexualizando a las niñas desde antes de ser prepúberes (vía, por ejemplo, esas infames muñecas Bratz) y llenando de morbo a los adolescentes; es en gran parte responsable de la precocidad juvenil actual. Pero no por eso vamos a negar que los padres deben asumir su importantísimo, inalienable e INSUSTITUIBLE rol de orientar en valores a sus retoños. Si sabemos que un día tendrán que navegar solos por la vida, no nos limitemos a enseñarles a conducir el barco: enseñémosles primero a distinguir una isla de un arrecife, de un continente, a leer un mapa, a interpretar el pronóstico del tiempo.

De otro lado, y volviendo al punto, cuando se habla de aborto se dice también que el tema es “la libertad de las mujeres” y bla bla bla. Pero ¿de qué libertad estamos hablando? ¿De la libertad de vivir en una suerte de infancia emocional perpetua, donde no se asumen las consecuencias lógicas y biológicas de los actos? Perdón, yo creía que la libertad se ganaba con la madurez.

¿Estar químicamente esterilizada para que los hombres puedan eyacular dentro de una cuando A ELLOS les dé la gana ES SER LIBRE? Replanteo: darle un anticonceptivo o permitirle abortar a una mujer pobre y maltratada ¿remediará el hecho de que su marido no la respeta? ¿Le enseñará a ella a respetarse a sí misma? ¿Hará que el hombre deje de pegarle? ¿La ayudará a conseguir trabajo? ¿Le enseñará a ella que tiene otras opciones para ella y sus hijos, además de aceptar pasivamente el maltrato? Hará que su hija al crecer no repita el mismo círculo vicioso?

¿Tener garantizado el libre acceso al aborto, que librará al hombre del hecho de haber engendrado IRRESPONSABLEMENTE una vida, ESO ES SER LIBRE? Veánlo de esta otra manera: darle al padre o padrastro violador la posibilidad de llevar impunemente a la hija o hijastra a que acceda libremente a un aborto (obligándola a callar bajo amenazas) ¿liberará a la chica de seguir siendo sistemáticamente violada?

Ser esclava de mis instintos, o peor aún, de los instintos de otro, ESO ES SER LIBRE? ¿No es aceptar ser reducida a una especie de muñeca inflable parlante?

No nos engañemos. Si un hombre no es capaz de sentir ningún tipo de amor por el niño que ha engendrado, ¿será capaz de sentir algo real (algo que no sea sólo deseo sexual) por la mujer que lo gesta? Si es tan egoísta para desear o pedir que aborten a su propio hijo, ¿qué puede esperar de él una mujer?

Verse en el trance de tener que elegir matar o no a tu propio hijo, ¿eso es ser una mujer libre?

Ojo que no este no es un discurso anti-sexualidad. Es un alegato anti-aborto y pro-responsabilidad.

Si eres una mujer ADULTA y quieres acostarte con alguien, OK, es TU vida y haz con TUS cuatro letras lo que quieras; PERO no niegues la realidad y acepta que NINGÚN anticonceptivo es 100% eficaz. O sea, pregúntate: si tu anticonceptivo falla, si las consecuencias de tus acciones son un embarazo no esperado, ¿estás dispuesta a asumir el derecho a vivir de ese CUERPO AJENO que crece dentro del tuyo?

Si lo estás, genial, no faltará gente que te quiera de verdad y que te apoye para salir adelante. Si no lo estás, mejor piénsalo dos veces. Y si aún eres adolescente y dependes de tus padres, piénsalo diez veces.

21 comentarios en “Aborto, educación sexual y otras reflexiones.

  1. En algo mas estamos de acuerdo, la educacion inicia en casa, es labor de los padres velar que los hijos tengan un ambiente adecuado con la informacion apropiada para que con la madurez adquirida puedan tomar decisiones de manera responsable y ser completamente conscientes de sus actos, no solo en este tema, sino en muchos otros.

    Me gusta

  2. La educacion empieza por casa, primordial como eso solo. A mi me toco ver el caso de una madre, que dejaba que su hija “tomara sus propias decisiones” y en aras de su “independencia” y “buisqueda de identidad”. La chica empezo a tener relaciones a los 15 años y no se embarazo de milagro
    NO me sorpredneeria que esa misma clase de argumentos usen los que promueven el aborto
    Ojo que con esto no penalizo ni juzgo a quienes lo hacen, cada quien es libre de hacer lo que mejor le parezca. Particularmente yo estoy contra el aborto, sin que eso signifique que juzque ni critique a nadie que este a favor. Porque juez solo hay uno y no soy yo

    Me gusta

  3. Hola Isa,

    Creo que incurres en una contradicción al mencionar que tu propósito es “invocar a la reflexión” y al mismo tiempo calificas moralmente a una madre que aborta como “filicida”.Como ya lo he dicho en alguna oportunidad, la moral y la religión son dos compartimentos estancos y mezclarlas interesadamente no es lo más recomendable en este tipo de discusiones.Los argumentos religiosos son dogmáticos y muy difíciles de sustentar.Las consideraciones morales, científicas, personales, sociales y éticas son las únicas que nos deben servir como base en discusiones relacionadas a salud y educación.Como muestra de lo falaces que son los argumentos religiosos en este tipo de discusiones esta la misma evolución del pensamiento de la iglesia en este tema a partir de la bizantina discusión sobre la “animación inmediata” o la “animación retardada” (el tiempo en el que el embrión se demora en tener un alma el cual estaba establecido “milagrosamente”en la antiguedad en 40 días).

    Tampoco se trata de explayarse en discusiones bizantinas, menos en leguleyadas como mencionas. Por ejemplo, un informe del Colegio Médico (apoyado en investigaciones hechas en el país y en el mundo) certificó que la pildora del día siguiente no era abortiva pues su acción se realizaba cuando aún no se realizaba el implante. Ese informe, a pesar de contar con elementos y pruebas contundentes que comprobaban las conclusiones fue rechazado de plano por las organizaciones católicas y la iglesia sin ningun tipo de argumentación valedera. Nuevamente los argumentos religiosos contra las validaciones científicas. Y la pataleta de una ONG que interpuso un recurso para evitar la distribución de la píldora el cual fue finalmente desechado por el Tribunal Constitucional.

    En cuanto al tema de las cesáreas excesivas eso pasa por un tema mercantilista que nada tiene que ver en este debate.Y varias organizaciones estan comprometidas no solamente contra los abusos de los médicos mercaderes sino en valiosas campañas como la de la lactancia infantil (contra la mafia de los fabricantes de leches sustituto).El hecho que no concuerden contigo en la posición del aborto no descalifica el trabajo que vienen haciendo hace años en el país. Y no deberías dejar de pensar en que muchos de las organizaciones que luchan contra la despenalización del aborto son enemigas a muerte de la gran mayoría de métodos anticonceptivos eficientes disponibles en el mercado.Aqui entonces ya no estamos hablando de la libertad de decidir , estamos hablando del derecho que algunos creen tener para poder decidir por nosotros que es lo que mejor nos conviene en nuestra vida personal. Muchas de las injusticias que se mencionan contra las mujeres son ocasionadas por la falta de acceso a la educación, mi pregunta es, tiene la iglesia católica la solución en sus manos a pesar de haber controlado durante muchos años los contenidos de la educación en el país y un gran numero de instituciones educativas en varios niveles socio-económicos? Espero una respuesta que no desafie a la lógica.

    En cuanto a las cifras cubanas yo no he dicho(ni inferido) que TODAS las adolescentes cubanas se prostituyen.He mencionado que las cifras son inexactas desde el momento en que nadie puede decir a ciencia cierta en la isla quienes son o no trabajadoras sexuales. La prostitución es ilegal en la isla, su ejercicio es una practica de subsistencia y cualquier cifra oficial (la palabra oficial de por sí es sospechosa) de un gobierno dictatorial no es confiable.Tan simple y sencillo como eso. Que vamos a ver las cifras de España e Inglaterra? Encantado,veamos también las de Holanda y Alemania. Y en todas verás que todos los numeros se incrementan no a causa de la despenalización del aborto sino como consecuencia del estilo de vida “posmoderno” que otorga demasiadas licencias a los menores y enfoca sus prioridades en una abierta y desenfadada sensualización de modos y actitudes. Esto se arregla con el oscurantismo? Para nada, tampoco con la repartición de medios contraceptivos, es un tema amplio y profundo de educación , tópico olvidado no solo por el gobierno de nuestro país sino por muchos otros gobiernos más.

    La comparación velada que haces entre una mujer “libre” y esclava de sus instintos y una muñeca inflable es simplemente lamentable. Una mujer violada por un delincuente es una “muñeca inflable”.Una mujer que decide abortar pues su vida corre peligro es “esclava de sus instintos”. No manipules tan alegremente el tema, la tendencia munidal en despenalización del aborto esta marcada por leyes como la francesa que contempla varios aspectos importantes:

    “La Ley francesa del 17 de enero de 1975, es un modelo del sistema de plazos a nivel mundial mediante ésta, la mujer gestante que se encuentre en una situación angustiosa puede pedir a un médico la interrupción de su embarazo, la cual sólo puede ser practicada antes de la décima semana del embarazo. La práctica médica debe hacerse en un establecimiento hospitalario, aunque reconoce a los médicos la posibilidad de invocar la cláusula de conciencia (u objeción de conciencia) para no efectuar el aborto. De otro lado, en el caso de las mujeres menores de edad que estén dispuestas a interrumpir su embarazo, deberán contar con la autorización de uno de sus padres y en el caso de mujeres extranjeras deben acreditar una estadía mínima en el país de tres meses. Se exige, asimismo, que la mujer sea informada de los eventuales riesgos de la intervención, de los derechos y ayudas previstas en la ley, la consulta a determinados centros de información o servicios sociales y que transcurra, por lo menos, una semana, desde el momento de la petición y la práctica abortiva. Luego de las diez semanas, sólo se autoriza la intervención en supuestos de indicación médica o eugenésica”

    Es tan difícil pensar que algun día podremos discutir sin interferencias religiosas una ley así? No es mezquino recortarle a la mujer el derecho a elegir libremente sobre su intimidad, su vida sexual y su cuerpo y el ponerle cortapisas y penalidades a actos sobre los que nadie más que ella debería tener decisión?

    Podrá algun día entender la iglesia católica peruana que en poco o nada contribuye a la mejora de las condiciones de vida de la población induciendo al oscurantismo,al complejo absurdo de culpa cristiana y a la ignorancia en cuestiones de sexualidad desde sus instituciones educativas y desde los púlpitos dominicales? No les cabe a ellos (además del estado) un rol privilegiado de responsabilidad en el grado sempiterno de ignorancia de la población en muchos aspectos de la vida personal y colectiva de los ciudadanos? Que pasa cuando los padres educan a sus hijos de una forma y sale un perro rabioso por radio,tv y en vivo desde la iglesia diciendo que Dios es bueno y que en su calidad de mensajero el dice que los preservativos son malos? A quien cuestiona el desorientado acólito? A los padres, al cura, a Dios? O más grave aún, a si mismo?

    La libertad es un concepto demasiado simple para enrevesarlo con aderezos y moralina religiosa. Para alcanzarla no solo se necesita madurez, se necesita una educación sin prejuicios,tapujos,culpas ni lastres religiosos a fin que uno pueda decidir por si mismo(y sin influencia alguna) que es lo mejor para nosotros. Es un concepto demasiado difícil de entender?

    Un abrazo

    Schatz

    Me gusta

  4. Bueno, mi posición está entre la tuya y la de Schatz, aunque parezca contradictorio. Coincido contigo en que hace daño sostener alegremente que el interrumpir un embarazo es un derecho inherente a las mujeres. Pero no tengo el filtro religioso y creo que hay situaciones extremas a considerar, como bien lo apunta nuestro común amigo. Coincido con él en que la religión ha sido mas un obstáculo que un elemento facilitador en el debate. Sin embargo, creo que ante todo el tema de la RESPONSABILIDAD que bien mencionas es el fundamental antes que la declaratoria abierta al derecho de elegir la interrupción del embarazo. Hay que considerar también que un hijo se hace de a dos y que no es justo que sólo la madre decida unilateralmente el aborto. Conozco casos en los que algunas chicas lo decidieron sin contárselo al padre del bebé y otras que abortaron sin que siquiera ellos se enteraran de la existencia del embrión e incluso un caso en el que el padre intentó persuadirla del aborto sin éxito y luego quedó afectado emocionalmente por la decisión. En la otra orilla están los casos de mujeres violadas que resultaron embarazadas tras el ultraje. Recuerdo bien el haber escuchado el testimonio a una mujer que fue abusada por siete Sinchis en Ayacucho tras ser detenida a raíz de una acusación injusta por terrorismo en la década de los ochenta. Esta mujer no abortó, pero se golpeó el vientre en innumerables oportunidades intentando así “destruir al mounstruo”, que ella pensaba, llevaba en el vientre. La conocí en una de las audiencias de la comisión de la verdad y el tal “mounstruo” de su imaginación se había convertido en una chica de 20 años de edad que sollozaba incansablemente mientras su madre relataba los hechos que seguramente ella había contado mil veces delante suyo. Creo al final que hay demasiados matices en el tema para hacer una aseveración que se ajuste a lo general. Tengo sentimientos encontrados y creo que aunque lo teórico es apostar por la vida, la realidad me estrella en la cara situaciones que te hacen pensar en situaciones extremas que hacen difícil llegar a una conclusión que se ajuste a todos los casos sin excepción.

    Al final rescato algo: el debate que propicias en esta bitácora es enriquecedor y quizás ayude a personas como yo a tener una opinión mucho mas certera sobre el tema. Gracias por poner el tema sobre la mesa.

    Muchos saludos.

    Me gusta

  5. Aqui hay un asunto fundamental que se pierde facilmente de vista que es el derecho a la vida del no nacido. Para esto es necesario considerar la calidad de “vida humana” desde el momento de la concepción. Si bien no es científico hablar de consensos, en el caso de la embriología existe uno muy contundente que sostiene que la vida humana comienza con el ovulo fecundado por su capacidad de autodesarrollo. El resto de consideraciones (esteticas, funcionales, etc.) practicamente son triviales, desde que cada una de estas puede aplicarse en cualquier caso de persona humana, lo que abre puertas como la eugenesia, eutanasia, independientemente de la voluntad del individuo.
    Las legislaciones abortistas surgen evadiendo completamente el debate alrededor de estos puntos de partida cruciales, convirtiéndose en decisiones políticas con la mascara de moralidad que se contradice a si misma cuando apela a criterios instrumentales como la economia: negar una vida para salvar otra. Lo grave del asunto es que se convierten las excepcionalidades en norma apodictica, sin considerar -para colmo- todos los factores concurrentes, decantandose por la inmediatez, como es el caso de los abortos terapeúticos.
    El aborto es inmoral se mire por donde se le mire. De más está decir que su legalización no lo hace más moral de ninguna forma, ni siquiera al nivel de la cuestionadísima Pena de Muerte la cual, muy a diferencia del aborto, es entendida como deber grave y de ninguna manera como derecho.

    NO AL ABORTO, SI A LA VIDA no es consigna solo religiosa sino un imperativo moral para toda persona, creyente o no, que este conciente de que la vida humana, el hombre, es el valor supremo.

    (Ojo que no estoy recurriendo a criterio religioso alguno más que el derecho a la vida que es la fuente de todos los derechos individuales y esta por encima de los llamados “sociales”… salvo en las dictaduras y los totalitarismos, por supuesto (genocidio, holocausto, progrom, campo de concentracion, aborto…))

    Me gusta

  6. Hola, mira, yo estoy de acuerdo contigo en lo que a MI cuerpo se refiere… pero no puedo imponer esa decision a los demas. Hace 8 años fui testigo de la muerte de una mujer en su cama frente a sus 2 pequeños provocado por un aborto clandestino del cual el marido alego no saber nada.

    Si hubieras visto, como tuve que hacerlo yo, las condiciones higienicas de esa “clinica” y la manera en como se ejecutaban esas “operaciones” estoy segura que abogarias no solo por la despenalizacion sino hasta por el apoyo estatal para que se efectuen los abortos.

    Por mucho que comparta tu opinion, es deber del estado velar por la salud de las mujeres, catolicas, ateas, evangelicas, madres o no madres, de la costa, sierra y selva. Yo estoy en contra, no me practicaria JAMAS un aborto y no dejaria que mi hija lo hiciera… pero y quien vela por la salud de las mujeres que no piensa como nosotras?

    En fin, esa pobre mujer muerta en su colchon ensangrentado con los niños de 6 y 4 años llorando a su alrededor y el hedor de esa carniceria, son cosas que no puedo transmitir y que lamentablemente llevare a la tumba conmigo.

    Me gusta

  7. Lamentablemente de estas “imagenes” se valen los aboertistas para hacer ley de un asesinato. Lo sensato y moral sería atacar la causa de ese aborto que es la falta de responsabilidad de la pareja. La muerte de esa madre en realidad tiene poco que ver con la practica clandestina sino que viene de atras, de una situacion de abuso, ignorancia o irresponsabilidad.
    Un aborto legalizado no subsanaría nada de esto: todo lo contrario, lo alienta.

    Me gusta

  8. Como bien dicen al final es tener a la mano un recurso para los desmadres que ahora uno puede tomarse la libertad de hacer.

    Me acuerdo que una de las chicas que estaba a mi cargo llamaba a una amiga comentando sobre otra “no le queda otra, sino se arruina la vida”, pero claro…. entre ese “plan de vida” y el aniquilar una vida…. que se elige?

    Pensar antes de meterse en lios y asumir las consecuencias.

    Me gusta

  9. Este en un tema tan difícil… Para mi lo ideal es que no Hubieran abortos, pero no dejo de pensar en aquellas niñas que fueron violadas por ejemplo y que antes de convertirse en mujeres ya son madres… tampoco dejo de pensar en aquellas mujeres que fueron golpeadas, drogadas o violadas y producto de… quedaron embarazadas… además del trauma que sufrieron, también deberían asumir a un hijo que no deseaban? o peor aún además de superar la situación tan fea por la que pasaron se les debe decir… dalo en adopción? eso quien te lo quita de la mente luego? ni el psiquiatra mas experto creo… no sé al final que sea peor, no traer un hijo no deseado o regalarlo y llevar eso por el resto de tu vida.
    En verdad no le deseo a nadie estar en una situación similar, por lo mismo que soy madre y cualquiera de mis hijos podrían pasar por una situación similar.
    Si hablamos de la Iglesia… y soy católica eh? habría que ver si te ayudan con lo que necesita el niño no deseado a la hora de la hora verdad?
    Puedes crecer con los mejores valores, con la mejor educación, pero NADIE está libre de caer en manos de algún violador, o de cualquier situación que te lleve al final a tener en el vientre… un hijo no deseado.
    Es tan fácil opinar, oponerse… pero… habría que estar en esa situación para finalmente poder explicar el porqué se tomó tal o cual situación.
    Buen Post… pero definitivamente es uno de los temas en que creo que jamas nos pondremos de acuerdo la mayoría.

    Me gusta

  10. Es muy interesante tu post. El problema que veo yo es cuando la teoría se enfrenta a la realidad.
    No defiendo al aborto con esto, pero si defiendo la libertad a elegir. No creo que una mayoría tenga que forzar, o prohibirle algo a otra en este caso.

    Tu puedes tener razón tal vez desde un punto de vista ético (quién sabe), pero el problema es justamente lo que plantea Yola en su comentario. Los abortos siguen sucediendo igual, y al ser ilegales se hacen de forma clandestina. Lo que se necesita no es prohibir el aborto, porque eso sólo genera más muerte: la del hijo y la de la madre. Lo que se necesita es educación sexual completa y profesional.

    Saludos.

    Me gusta

  11. Hola,

    Interesante reflexión… “lo importante no es quien gana la discución”, totalmente de acuerdo.

    Creo que la única forma de evitar todo esto(aborto), es conociendo la importacia de la vida, aun Dios tiene un proposito para la vida, ademas de mejorar la educación sexual, desde métodos anticonceptivos(el mejor es la abstinencia), hasta la responsabilidad de traer un bebe al mundo.

    Gracias por tu comentario Lisa(?) en mi blog, siempre seran bievenida.
    Que Dios te bendiga!

    Kra.

    Me gusta

  12. No voy a hacer comentarios individuales porque no deseo perder el tiempo en discusiones. Sólo quiero plantear algunas cuestiones.

    Algunos parecen no darse cuenta de que la vida no es un privilegio concedido por la aprobación plebiscitaria de los demás, sino un derecho inherente al ser humano.
    Yéndonos al extremo: ahora que están de moda los OVNIS en Lima: ¿qué dirían ustedes si llegaran unos extraterrestres que se crean superiores y decidieran que estamos tan atrasados, o que somos unas formas de vida tan primitivas, que no merecemos estar vivos en este planeta, y que además “afectamos sus proyectos”? ¿Ah?

    Los que dicen que se debe legalizar el aborto por la “teoría del menor daño” o porque “la mayoría lo pide” no se ponen a pensar; ¿qué pasaría si “la mayoría pide” que se implante la pena de muerte para los ladrones, para los congresistas corruptos o para los drogadictos? ¿Si “todo el mundo” pide que se deporte a todos los judíos a Israel tras confiscar sus bienes, o que se legalice el narcotráfico?

    Si yo sé que corro peligro de que roben mi casa, ¿No debo llamar a la policía? ¿O debo más bien dejar la puerta abierta y la luz prendida, para que nada se rompa y nadie resulte herido… porque de todos modos el ladrón va a robarme?

    Si desgraciadamente las mujeres mueren por al aborto, trágicamente es porque deciden ellas mismas arriesgar su vida. Entonces, si alguien se pone a jugar con un rifle sin saber usarlo y acaba disparándose a sí mismo, ¿es culpa de Estado por no legislar que todos debemos aprender a disparar? ¿debe el Estado establecer academias gratuitas para eso?

    De otro lado, la despenalización NO GARANTIZA tampoco que dejarán de haber charlatanes que realicen abortos en malas condiciones. Al contrario. Prosperarán como “la alternativa baratita”, tal como siguen prosperando esas pseudoclinicuchas de cirugía estética que siguen atendiendo a pesar de que la gente queda con secuelas feas… o muere descerebrada. EJEMPLO: Ya se olvidaron de la chica Badaracco? Y eso que ella era modelo y que Max Alvarez, el cirujano que la mató, era de la “GCU”.

    Un link, de la voz de la experiencia: mujeres que abortaron y se arrepintieron.
    http://www.lovematters.com/women.htm

    Me gusta

  13. Hola!

    Recibe un saludazo de parte de la producción de Sobrexpuesto Podcast. Leímos el comentario que nos dejaste y coincidimos contigo en el hecho de que el tema del aborto es un tema delicado.

    En lo personal creo que la decisión de abortar o no es muy dificil. Se cree que el aborto es una salida fácil, pero yo pienso que a la vez también es la más dificil por muchas cuestiones;

    1.- La persona que aborta sabe que será señalada el resto de su vida
    2.- El resto de su vida nunca dejará de pensar “¿cómo sería si lo hubiera tenido?”
    3.- El aborto, para quien lo enfrenta, se convierte en el secreto más grande de su vida. No se le puede confiar a nadie porque inevitablemente serán juzgados.

    Podría seguir enumerando motivos por los que pienso que no es una decisión facil. No creo que sea un orgullo para quien lo haya hecho.

    Creo que de lo que debemos tomar conciencia es las mujeres van a seguir abortando sea legal o no. Actualmente lo hacen arriesgando sus vidas en condiciones insalubres y con pseudo doctores que se conducen como carniceros. Me parece muy loable que se brinden las facilidades para hacerlo de la forma más segura, de lo contrario no solo se estará acabando con la vida del bebé sino también con la de la madre. Eso es lo que provocan los abortos clandestinos, la muerte de las dos personas.

    Yo no creo que la Ley de Despenalización promueva el aborto. Mucha gente lo toma como si los que están a favor fueran a salir a la calle con pancartas diciendo; “!Pásele, abortos al dos por uno¡”. Creo que nadie en su sano juicio está en favor del aborto pero con la despenalización se busca reducir el riesgo de muerte de la madre porque, como lo mencioné anteriormente, por desgracia sea legal o no la mujer va a seguir abortando. Ya sea porque no tiene los medios para mantener al niño, porque su familia no la apoya, la abandonó su pareja, por lo que sea,pretextos estúpidos o justificados pero lo seguirá haciendo.

    Vaya polémica!

    Espero que me permitas meter un comercial e invitar a todos tus lectores a escuchar Sobrexpuesto Podcast episodio 29; Aborto, el derecho a decidir. Escuchenlo y sigan opinando.

    También te invitamos a visitar los blogs del equipo de Sobrexpuesto;

    http://abstraccioncosmica.blogspot.com y
    http://elbloginfame.blogspot.com

    Te enviamos un saludo!

    Me gusta

  14. Me parece excelentes los puntos de vista mostrados aqui, no estoy muy de acuerdo con el aborto, pero me pregunto que podriamos hacer con los niños no deseados, entregarlos a albergues? a adopcion? que sigan viviendo en un hogar con bajas economicas infrahumanas e inhumanas? dejados en sus hogares donde seran odiados y golpeados por padres que lamentablemente cargan a sus hijos “sus” culpas?

    Cuando existen reglas y normas rigidas, las accciones se hacen a escondidas a riesgo de vida. Cuando las reglas y normas son flexibes, las acciones son excesivas a riesgo de la libertad.

    Al final la decision estara en manos del que deba tomarla, sin importar leyes, crianzas, o educacion.

    Y si vienen los extraterrestres a eliminarnos, argumentando nuestro retraso, pues nos eliminaran, asi de sencillo, asi como nos eliminamos entre nosotros mismos.

    Me gusta

  15. Clap, clap, clap.
    Mejor reflexión que ésta creo que no he leído en muuuuucho tiempo, mi estimada.
    Yo también soy anti-aborto. Al menos, en los casos en los que el asunto fue hecho con completa cooperación de ambas partes.
    En los temas de violación… es terreno cenagoso y hay cosas qué decir por las dos partes, aunque personalmente me decantaría por el lado de entregar a la criatura en adopción. Al menos, eso es lo que le aconsejaría a mi hija en caso de que le sucediera (si es que llegase a tener una hija y, ¡Dios nos libre!, quedase embarazada producto de una violación).
    Definitivamente, una de las primeras cosas que se requiere es educación con valores; sobre todo, enseñarles a las niñas que no son objetos sexuales, que su realización como mujeres no depende del nivel de aceptación que tengan entre los hombres y que decir ‘no’ es una opción viable, y en muchos casos, la mejor opción.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.