Un buen café

Está comprobado: una buena taza de café recién colado siempre me produce temblor fino de dedos. Si es express, más aún. Pero no conozco otra manera de iniciar mis mañanas con energías, sin sueño y de buen humor. El ejercicio y la ducha también hacen lo suyo: pero nada se compara con el café. Después de mi café mañanero estoy lista para sentarme a escribir y también para enfrentar a mi agenda del día.

Es una añeja relación de amor-odio. Me encanta su sabor, me da energías para trabajar, y si mi balanza no me engaña, hasta me ha ayudado con la dieta y el ejercicio. Pero… les cuento.

Lo había dejado durante muchos años (embarazo, lactancia, primeros 3 años de vida de La Enana) por todos esos consejos que a a una le dan todos, y porque es verdad que también me pone algo nerviosa. Y eso no hacía buena combinación con las desveladas y el nerviosismo del primer año de vida de un hijo. Pero como toda adicta que se respete, terminé recayendo hace ya poco más de un año. Y como me conozco bien, sólo tomo café colado (cargadito) en la mañana; a veces, cuando me hace mucha falta, uno después del almuerzo… y el resto del día uno o dos descafeinados. Faltaría más. Aunque digan por ahí que tomar descafeinado es como besar a tu propio hermano (o hermana), ni modo. Conozco mis límites.

Hay muchas variedades de café y modos de prepararlo. Y yo misma lo preparo: es una tarea placentera que no le encargo a nadie. Últimamente me estoy comprando café del tipo “light toast” (tostado ligero) que no es tan amargo, y en lo posible recién molido en mi presencia (aún no me animo a molerlo yo misma). Y lo estoy preparando en la tradicional cafeterita conocida como prensa francesa. Mi abuela estaría feliz viéndome dejar de lado mi cafetera eléctrica…

Comparto con ustedes un texto del escritor Honoré De Balzac, extracto de un ensayo titulado “Placeres y dolores del café”:

“This coffee falls into your stomach… From that moment on, everything becomes agitated. Ideas quick-march into motion like battalions of a grand army to its legendary fighting ground, and the battle rages. Memories charge in, bright flags on high; the cavalry of metaphor deploys with a magnificent gallop; the artillery of logic rushes up with clattering wagons and cartridges; on imagination’s orders, sharpshooters sight and fire; forms and shapes and characters rear up; the paper is spread with ink – for the nightly labor begins and ends with torrents of this black water, as a battle opens and concludes with black powder”.

Hay que aclarar que Balzac era tan adicto al café que, según dicen, en algún momento llegó a tomarse 70 tazas al día. Pero no fue el primer artista enamorado del café. ¿Han escuchado la “Cantata del Café” de Johann Sebastian Bach? No es chiste… de verdad existe, y pueden escuchar un fragmento acá.

Y es que además de ser delicioso y adictivo, el café siempre ha estado ligado a la creatividad. Recordemos los cafés madrileños y bistrots parisinos fueron siempre el punto de reunión de los artistas e intelectuales, que regaban sus tertulias no sólo con licores, sino con más de un delicioso cafecito.

Y ya los dejo… porque se me enfría mi café!!!

Anuncios

18 comentarios en “Un buen café

  1. Pues… muy de acuerdo contigo!!

    Nada mejor que una buena taza de café para comenzar el día… creo que disfruto de esos ‘telblores’ que dices…

    Mi paladar no es fino frente al café, debo reconocerlo. Pero algún día aprenderé de café, y beberé del mejor. Por ahora, a seguir torturando mi estómago con cualquiera que vendan en un supermercado y contenga cafeína, para aguantar las noches de trabajo que impone la universidad (no las impone, pero para el que organiza mal su tiempo son impuestas).

    Me gustó mucho tu escrito. Si no te molesta, puede que vuelva por acá 😉

    Adios!

    Me gusta

  2. cafeeeeeeeeeee… no tomo xDDD

    bueno de vez en cuando una tacita pero no soy fanático ni adicto, me intrigan lo que venden en starbucks pero no soy cafésapiens

    tal vez algún día… pero sinceramente espero no necesitar un cafecito, prefiero tomar mis tres vasos de leche al día a ver si crezco un par de centímetros mas

    besos!!!!!!

    Me gusta

  3. Yo no tomo casi nada de café, también me tiemblan las manos, pero entiendo a quienes disfrutan de su sabor, su textura. Supongo que debe ser como el vino, tienes que apreciarlo gota a gota, disfrutarlo despacio, claro está cuando no se tiene la prisa cotidiana de una mañana antes del trabajo

    Saludos

    Me gusta

  4. Pues un café siempre es delicioso y no sabía que fuera la pasión de muchos, jajaja.

    La mía también pero hasta cierta medida.
    Muy bueno tu Blog por cierto. Hace poco dejaste un comentario en mi Blog sobre el post de la música de Encuentros Cercanos del tercer Tipo (me encanta esa secuencia y pore so la posteé).

    Veo también que te encanta la música de todo género, pues justo ayer acabo de postear un track para escucharlo en línea y descargarlo a la Pc también, cada semana iré ofreciendo nuevos tracks de todo tipo de géneros para escucharlos o descargarlos, así que si te animas pasate por aca:

    http://tierrainfinita.blogspot.com/

    Ahora yo también me voy a tomar mi café XD

    Me gusta

  5. Ayyyy el café… a mi también me une una relación amor-odio con el..
    Me lo prohibieron terminantemente cuando me dio una gastritis fulminante, de esas que te tumban a la cama. Bueno creo que la culpa no la tuvo tanto el riquísimo café si no las combinaciones pucho-cafeína que me mandaba. Y es que el estrés familiar por la enfermedad de mi suegrito y las visitas sin horario de comida a tus horas, y la ansiedad hicieron que mi organismo colapsara.
    Pero… jejeje, ahora que ya estoy comiendo a mis horitas, no me privo de mi tacita de café, pero no el instantáneo, a ese le he agarrado una tirria de padre y señor mío.
    Trato de moderar las tazas diarias y no hacerlo muy cargadito, a veces lo cortó con cremita y otras le añado un poquito de licor para perfumar nomás!
    Que rico mi venenito!

    Besote amigacha y a darle duro a la pc

    Me gusta

  6. Amo el cafe! estoy embarazada de 5 meses y aunque mayormente tomo descafeinado, pues algunas lo tomo bien negro pero siempre con leche. Yo uso la Mocha express que es la tipica cafetera italiana, la que tu dcies me causó serias quemaduras una vez y de ahi nunca mas!
    Tambien soy super particular con mi cafe. Lo preparo yo todas las mañanas. claro es cafe con leche (capuccino con espuma y todo pero sin canela o chocolate como lo hacen en algunos lugares NO italianos). Con respecto al descafeinado, para mi lo que importa es el sabor y al menos el cafe Lavazza o Illy (que lo venden en vivanday wong) sabe super rico aun en su version descafeinada.

    Me gusta

  7. mi cafe es de maquina repartidora.. y es horrible… y como es gratis es recontrahorrible… pero no me queda de otra… creo que me comprare un termito y me llevare mi tesito calientito en las manianas

    Me gusta

  8. por mucho tiempo me escapè dle café. Es más no me gustaba ni la gente que lo tomaba. No lo entendía, no le encontraba el sentido. No lo toleraba. Tuve muchos intentos de ser un adolescente “interesante y de charlas de café”. Jamás pude,

    Ahora no sé a mis treinta y algo vengo a necesitarlo cada mañana, como el mejor de los mañaneros.
    Curioso…ahora no entiendo a quienes no lo toman.

    saludos

    Me gusta

  9. Yo me acuerdo de alguien a quien muy amorosamente le quería obsequiar el glorioso café Cafetal, y antes de que siquiera hiciera el ofrecimiento, me dijo: “ese café es como rascar el fondo de una olla”. PLOP!!! (yo no soy muy exquisito pes…)
    Pero bueno, después de varios años de matrimonio, hay que perdonar ciertas cosas, jajaja!!!
    Un buen café, oloroso y cargadito en medio del turno de amanecida queda muy bien.
    Saludos a todos.

    Me gusta

  10. En algun momento de mi adictiva vida mi devocion al cafe era total.Cuando empezaron las tembladeras y las ansiedades lo deje por completo reemplazandolo por una insipida y helada aguan mineral.

    Sigo apreciando el aroma del cafe, mas aun conviviendo con una persona que hace del tomar el liquido negro una ceremonia matutina e impostergable.Pero cuando pienso en los temblores dejo de extrañarlo lo cual convierte a la cafeina en una enamorada antigua mas en la que se piensa con cariño y distancia,sabiendo que nada volvera a ser lo mismo.

    Un abrazo

    Schatz

    Me gusta

  11. hola
    estoy deacuerdo con tigo y el cafe pero nocon el descafeinado
    el cafe es una pasion vivo en un pais productor y me dedico a preparar cafe

    LOS invito a conocer mas del cafe x que hay muchas formas de prepararlo
    bueno bendiciones y a tomar cafe

    Me gusta

  12. Wonderful beat ! I would like to apprentice while you amend your site, how could i subscribe for a blog website?
    The account aided me a acceptable deal. I were tiny bit acquainted of this your broadcast offered vivid clear
    idea

    Me gusta

  13. Hi there! Do you know if they make any plugins to help with
    SEO? I’m trying to get my blog to rank for some targeted keywords but I’m not seeing very good success.
    If you know of any please share. Thanks!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s