Gaza.

Hoy es imposible no enterarse de la cantidad de gente que está muriendo en Gaza. No sólo los medios lo cubren continuamente sino que a veces incluso la guerra se acerca a uno. Ahorita mismo, mientras trabajo, veo una entrada nueva en el Twitter:  es de Sameh Habeeb ,blogueando desde Gaza:

asking to save Gaza from hundreds of Israeli Phosphorous bombs that rain down now.

No conozco a fondo la realidad histórica de esta región, los análisis sociológicos no son mi fuerte, y la política en general me parece un absurdo juego de poder, de aquellos a los que la humanidad está tan acostumbrada: sea como sea, me sigue resultando imposible justificar una sola muerte (no digamos ya 10, ó 300, ó miles) con el argumento de el otro atacó primero o discutiendo quién provocó a quién o a cuántos mató uno u otro bando. Y ni las estadísticas ni las medallas póstumas significan nada ni sirven de consuelo a quien perdió a un ser querido.

Fue Luis Hernández quien escribió aquel verso de una paz injusta / es superior a una guerra justa. Toda vida es igualmente valiosa. Y nada nos hace más iguales como seres humanos que la igualdad ante la muerte, esa condición definitiva que no tiene regreso. Escucho a los comentaristas, veo posts, leo análisis en la prensa y en los blogs… y no entiendo nada. Lo único que se me ocurre pensar es, por Dios, abran los ojos, no están hablando de a cuántos mataron jugando Grand Theft Auto, sino de muertos reales. Tan humanos y reales como nuestra pareja, nuestros padres, nuestros vecinos.  Como nosotros mismos.

Será porque soy mujer, pues. Será porque soy madre, porque sé lo que cuesta en términos de tiempo, esfuerzo, dedicación, sacrificio y amor el llevar una vida dentro durante nueve meses, parirla durante 24 horas, y cuidarla y criarla durante años para que florezca y llegue a ser adulta. Por eso, pensar en que llegue alguien –sea quien sea– y sin motivo alguno se la lleve al viaje sin retorno los 10, 15, 20, 25 años, me subleva por dentro.

Pero no voy hacer pronunciamientos anti-nadie ni pro-nadie. No puedo tomar partido por ninguna de las partes en conflicto en Gaza porque, lamentablemente si tomara partido por uno, estaría descalificando al otro, y honestamente yo no siento que tenga derecho de hacer eso. Nadie sabe lo de nadie…

Lo único que quiero es solidarizarme, como ser humano, con toda esa gente que está sufriendo en ese lejano lugar del mundo, sean del bando que sean. Que de alguna forma sepan que el mundo entero está pendiente de lo que allí sucede. Y que encuentren la fortaleza para seguir adelante con sus vidas, pese a todo.

Los dejo con un poema de Luis Hernández que no sé porqué se me viene a la cabeza…

Abel, Abel, qué hiciste de tu hermano,
Di, qué hiciste,
Con el tallo de tu cuerpo siempre pito
Las sandalias lustradas y tus veintes.

No mirabas las ubres de las vacas
Ni el coloquio escondido de tus perros,
Sólo el humo de tu ofrenda que ascendía
Como ascienden las moscas hacia el cielo.

Sin embargo
Yo he visto a tu hermano y lo conozco
Persiguiendo la cólera entre vainas
Entre campos de trigo
Con los sucios vapores de su llanto
Reposando en la tierra
Como pronos cadáveres sin deudos
Dime entonces qué hiciste

Hoy que yace tu hermano tan al Este.
Tú que nunca pensaste que para otro
Era duro de roer el Paraíso

(En: Voces Intimas)


11 comentarios en “Gaza.

  1. Cierto, es complicado, pero tambien es cierto que (como se dice en España) no se puede nadar y guardar la ropa a la vez, por lo que debemos mirar quien tiene ahora mas sangre en las manos, quien aplica tierra arrasada en sus ataques….

    Hay sangre en las manos de ambos, pero… quien en los ultimos dias se ha metido mas entusiastamente a ello?

    Me gusta

  2. NOTA:

    Ante los comentarios-tipo-spam-sin-firma que estoy recibiendo, aclaro:

    Si van a opinar a favor o en contra de lo que siento, OK. Entiendo que no todos tienen que pensar o sentir como yo.

    Si van a decirme que estoy equivocada, OK. Aunque sería preferible que registraran su nombre y/o su blog.

    Si van a aportar una opinión o punto de vista sobre lo que sucede en Gaza, opinen. Con fundamentos, no con consignas.

    Pero POR FAVOR, NO USEN este post como plataforma para HACER PROPAGANDA de causas, movimientos, partidos, ideologías, páginas web pro-activismo, etc. Eso no solamente es trolleo (o “spam”) de la peor especie, sino que también es mucho faltarle el respeto a la memoria de todos los que han muerto en esa zona en todos estos años.

    Me gusta

  3. solidaridad con el pueblo palestino (por ahí leí que los israelíes estaban haciendo con los palestinos lo mismo que los nazis hicieron con los judíos: la frágil memoria al parecer no es exclusivamente peruana)

    besos!

    Me gusta

  4. Ya sabes lo que pienso Isa. Solo dire que me parece lamentable tanta desinformación y tanto prejuicio (como el del comentario arriba).

    Tomar partido si es facil si lo haces por el lado que goza de la simpatía de la mayoría, la cual no siempre es garantía de infabilidad ni, mucho menos, de humanidad. En todo caso hay que ser sensatos como tu haces al abstenerte por falta de conocimiento. Pero igual no hay que convertir la causa humanitaria en un quebranto por las victimas (por ciertas victimas).

    Me gusta

  5. Tampoco tengo la suficiente información ni visión del real conflicto. Y eso que he leído mucho para intentar entender esta cruenta disputa. A veces me convenzo de un bando y luego del otro…. Lo que si no comparto es la violencia por la cual se intenta llegar a imponer una determinada razón. Quizás suene a utopía, pero somo humanos diablos! la inteligencia nos debe dar para algo más que diseñar super misiles o armas bacteriológicas, ¿porqué rayos no encontramos una solución pacífica?

    …. mientras escribía la última pregunta, me acabo de dar cuenta que me contesté solita… “es que somos humanos”….

    Me gusta

  6. La violencia no es positiva, obvio. Pero no todas “las violencias son iguales”.

    Por eso se habla de Guerra justa que es allí de donde viene la idea de la proporcionalidad: cuando hay justicia entre los medios y los objetivos. No cuando hay paridad entre las fuerzas enfrentadas que es común e ingenuamente se entiende (y que llevaría a deslegitimar incluso a una legitima defensa o la fuerza policial).

    El siguiente paso es identificar los fines en conflicto. Uno de ellos rechaza la convivencia y propugna la destrucción de una nación inculcando el odio a su población desde niños. El otro solo quiere que sus vecinos lo dejen en paz y acepta la convivencia con otra etnias. La diferencia moral es abismal. Adivinen quienes son.

    Me gusta

  7. Te juro que paso de ver la tele solo por no tener que ver las imagenes de esos pequeños cadaveres exhibiendose, además de que mi peque siempre esta conmigo y prefiero que siga creciendo contento y feliz y ajeno a la maldad del mundo.
    No hay guerra justa Isa, y las razones por las que Israle esta diesmando Palestina nos tendrían aqui horas de horas, ojala que haya un atisbo de humanidad y que los palestinos puedan vivir en paz.
    Un beso

    Me gusta

  8. Mientras que no se entienda que Israel se creó para resguardar intereses norteamericanos en el Medio Oriente, no habrá paz.

    En la Franja de Gaza, contrariamente a lo que indican las noticias asépticas de la mayoría de la prensa, esta ocurriendo un genocidio.

    Me gusta

  9. Es alucinante el cinismo de algunos visitantes de tu blog,en realidad no debería causarme sorpresa pues ya sabemos de que pié cojean estos liberales de escritorio.

    Lo que esta haciendo Israel con Gaza hay que entenderlo en los propios términos en los que ellos justifican su acción: el combate del terrorismo con toda la fuerza y la razón que le asisten a un estado democrático que se ve amenazado.

    Bacán,hasta allí todo bien.Bajo ese punto de vista tendremos que revisitar la historia y trataremos de entender los genocidios del Rey Alberto en el Congo, las tropelías de los nazis en la II guerra, los crímenes del comunismo durante Stalin y la salvajada de los norteamericanos en Vietnam.Y como no, los crímenes del ejército en lugares como Ayacucho que por salvarnos del terrorismo le metieron plomo a justos y pecadores.

    Aqui no hay objetivos ni superioridad moral (no sabía que los usurpadores de territorio podían detentar alguna).Aqui hay un genocidio perpetrado por víctimas de genocidios anteriores.Lo demás es cinismo barato.

    Saludos

    Schatz

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s