Post lobster

Sip! Nuevamente anduve fotografiando concierto, esta vez de los B-52’s. Yo no voy a hacer la crónica del concierto, porque ya la hizo Tom (el redactor que fue conmigo y con Big Boss) en LivinginPeru.com y también Sandro Mairata en su blog. Pero esta vez la noche fue tan divertida por motivos extramusicales, que simplemente tengo que postearlo…

Digresión: soy tan antigua que cuando tenía 15 años ya bailaba con la música de B-52’s. Y como a mi edad ya se empieza a sufrir todo lo que el tiempo nos hace a los seres humanos, tenía ciertos sentimientos encontrados respecto a verlos en vivo después de casi 30 años. Me hubiera emocionado hasta la pared de enfrente hace 20 años, pero ahora…

Mis dudas tormentosas crecieron cuando me enteré que por gestiones de Big Boss nos darían 5 minutos para hacerles un par de preguntas y tomarles fotos en el camerino. De modo que allí mismo estuvimos, y me encontré con la no tan sorpresiva situación de efectivamente, tanto a Kate Pierson como a Cindy Wilson se les nota la edad a leguas (es más, se les ve bastante avejentadas).

Me pareció más que obvio que este revival de la banda era puramente por dinero: tuve el feeling de que eran una banda del pasado, aferrándose a sus viejas glorias para vender su nueva producción, y sentí una extraña mezcla de conmiseración por su decadencia física, y de envidia… porque la verdad que hay que tener mucho cuajo y self-confidence para enfundarse en mallas, putishorts, pelucas y megapestañas postizas para hacer payasadas saltando sobre un escenario sin haberse hecho previamente la liposucción ni operarse la papada.

Pero la noche aún no empezaba y me esperaban sorpresas.

Tras la salida de los teloneros New York Dolls, salieron los cuatro B-52’s con sus músicos de apoyo… y cuando me dí cuenta todos estábamos bailando, hasta yo (jeje) porque los tíos estaban armando la fiesta como en sus mejores tiempos. Como dicen los gringos, they’ve still got it.

Antigüedad es clase, dicen🙂

Volviendo al mapa: empecé a hacer mi chamba, es decir, tomar las fotos. Pero claro, por haber estado entretenidos en el camerino ya todos los demás medios de prensa nos habían ganado las mejores ubicaciones para las cámaras, y es más: ya todos los fans estaban concentrados adelante formando una pared compacta que saltaba al unísono. Estaba en problemas, pero ni modo. Ya estaba allí, así que había que ver qué se hacía.

Tuve el apoyo temporal de uno de los conocidos de Big Boss, un muchacho que mide más de dos metros, quien tomó mi cámara por unos minutos y desde su envidiable estatura no tuvo problemas para hacer unas cuantas fotos (gracias choche, hasta aunque ahora no me entero cómo te llamabas).

Pero no me podía quedar allí mucho rato. El denso y penetrante olor a marihuana amenazaba con estonearme a mí también, así que me moví a otro lado, pero llegó un momento en el que quedé atascada entre unas chicas saltando y un montón de fulanos gordos de mi misma edad gritando como quinceañeros.

En esas estaba, calculando qué hacer, pues no me podía mover mucho ni empujar a nadie (porque cualquier movimiento en falso podía acabar en golpe accidental en mi preciado lente zoom), cuando se me apareció un anónimo salvador, algo bebido y algo estoneado:

– Amiguita, yo te voy a ayudar, pero tienes que gritar “¡Dale U!”, OK?

– ¡Dale U!

– ¡Eso, preciosaaaaaaaaaaaaaaa!

Y mi hincha empezó a empujar a la gente gritándoles “¡ya ya ya dejen que mi amiga haga su chamba so cunnnn…!”

Claro que eso no duró mucho porque igual la gente nos empezó a putear, pero me ayudó para hacer más fotos.

Decidí cambiar de lente y tomar fotos desde atrás, vistas del escenario con el público, y en eso estaba, cuando sentí unos golpecitos en el hombro y una voz amable que me saludaba “¡Hola María Isabel!“. La cara me resultaba familiar pero yo no terminaba de ubicarla, y él me ahorró el roche diciéndome bondadosamente:

– Soy Sandro Mairata… y te reconocí por la cámara.

Me dio mucha risa la ocurrencia, pero también mucho gusto encontrarme con alguien conocido que estaba más o menos en lo mismo que yo.

Conversamos brevemente, mientras yo meditaba en el hecho de que el susodicho no me hubiera reconocido por mi hermoso cabello, mi espectacular figura 36C ni por mi rostro de actriz de cine, sino por mi cámara... (ya, ya cholita ubícate, estás en base 4, jeje) y luego seguimos cada uno con su chamba. Evidentemente él estaba en sus cabales, sanito, lúcido y sin marihuana encima, a diferencia de mi salvador anónimo.

(no te hagas bolas Sandro, es una broma, jeje).

Allí nomás me encontré con un grupo de gays vestidos de negro que cuando me vieron la credencial de prensa colgada del cuello se emocionaron hasta la médula y posaron para que les tome fotos. Se empujaban, se embromaban y se decían de todo, muertos(as) de risa, y en una de esas una le dijo a la otra:

– Ay oyeeee, cojudaaaaa, ¿acaso El Comercio tiene página social de ambienteeee?

Y la locura continuó… la seción Super Vip parecía una gran pista de baile, y una psicodélica langosta inflable, rojísima, pasaba por encima de medio mundo hasta que llegó hasta los propios B-52’s.

Pero el show en sí, visualmente, no era muy variado, a diferencia de el de KISS en el que si pestañeabas te perdías algo. Así que finalmente terminamos y nos salimos de allí, poco antes de gran final.

Y como ya es medianoche otra vez y ya esta crónica está quedando demasiado larga, mejor la dejo aquí.

LINKS:

Reseña del Concierto en LivinginPeru.com,  aquí.

Más fotos mías del concierto, aquí.

Backstage: Tom, los B-52's y una servidora.

Backstage: Tom, los B-52's y una servidora.

Cindy Wilson canta "Give me back my man"

Cindy Wilson canta "Give me back my man"

Nos vemos!!

3 comentarios en “Post lobster

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s