Mueren 22 policías y ??? nativos (actualizado)

Mi primer post sobre el tema mencionaba 9 policías, y 20 nativos muertos.

Con el correr de los días la cifra de policías muertos ha subido a 22, y la de los nativos… La cifra dada como oficial por la Defensoría es de nueve nativos muertos (ya no son 20).

Pero la cifra oficial no es necesariamente la real. No se sabe, al menos  no oficialmente, cuántos nativos murieron.

No se sabe porque según reclaman muchas familias (las hemos visto en TV y en la prensa), hay gente que aún no aparece (viva o muerta).

Sin embargo, en la práctica hay bastantes indicios que permiten suponer que se trata en realidad de muchos más de los “nueve nativos muertos” que las cifras oficiales nos dicen.

No voy a lanzar especulaciones, porque eso dispersa la atención y esfuerzos de lo que es realmente importante: reconstruir qué fue lo que sucedió, llegar a la verdad, y ayudar a las familias de los que aún no aparecen. Porque hay reportajes y testimonios muy elocuentes que todos hemos visto y que muestran hechos que deberían ser el inicio de una investigación en serio.

En este momento lo que las familias necesitan, más que shows mediáticos de estrellas hollywoodenses, doradas promesas oenegistas, sesudas columnas periodísticas y muy sentidas buenas blogointenciones (todo eso pasará en unos días), es apoyo concreto, con acciones muy concretas. Cosas prácticas, que puedan servir para iniciar y documentar un juicio, por ejemplo. Hacer un registro serio de nombres de desaparecidos, que sirva para dilucidar quién finalmente apareció y quién no regresó jamás, por sólo dar una idea, puede ser un inicio.

Obviamente ése va a ser un trabajo de hormiga, porque presenta enormes dificultades. La Iglesia ha dado un paso adelante en ese sentido, empadronando a los nativos que buscaron refugio; un paso en la dirección correcta y que hay que saludar, pero que no es suficiente. Hay que salir a hacer trabajo de campo, ir a las comunidades y escuchar a esas familias que se quedaron esperando, si se quiere dejar de “jugar al teléfono malogrado”, si de verdad se tiene interés en separar la paja del grano y aclarar ¿qué pasó…?

Una lástima, porque si de verdad fueran sólo nueve nativos los que murieron (aunque en realidad, nadie debió morir), el Estado debería ser el primer interesado en aclarar la verdad, para limpiar su imagen. En cambio, Más bien el Gobierno actual se está “blindando” en torno a las cifras dadas como oficiales.

Obviamente la tarea de llegar a la verdad no la va a asumir seriamente el Estado en las presentes condiciones. Y probablemente muchos pobladores de la zona tampoco quieran confiar en la Defensoría del Pueblo (comprensiblemente) por el hecho de ser una entidad del Estado.

¿Quién va a hacer la tarea?

Alguien me sugirió que se podría nombrar otra Comisión de la Verdad, pero yo me temo que para que eso realmente funcione habría que esperar hasta que Alan García termine su gobierno.

Espero que alguna institución internacional con credibilidad quiera asumir esta tarea conjuntamente con la Iglesia. Está muy bien lanzar comunicados y poner páginas web pidiendo que se envíen cartas a Alan García solicitándole (etcétera) y demás “acciones urgentes”, pero eso sólo sirve para concitar la atención internacional. El tema es que aquí, a pocas horas de Lima, hay tareas -muy terrestres y concretas- pendientes, necesarias e impostergables.

Nosotros los peruanos deberíamos poder asumirlas. ¿Podremos? Y la gran pregunta, ¿queremos hacerlo? ¿tendremos la voluntad de hacerlo?

Seguramente quienes tienen el poder en este momento van a hacer todo lo posible (por razones obvias) por mantener la versión oficial. Conociendo sus antecedentes, van a hacer de todo para sabotear cualquier esfuerzo que se haga. Y finalmente, cediendo a la presión nacional e internacional, (para no quedar tan cochinos) finalmente van a nombrar una (pseudo)comisión investigadora en el Congreso que no hará nada más que… puro teatro.

Creo que los hechos son bastante claros como para que cada uno de nosotros saque sus propias conclusiones.
Pero el punto es que la verdad no se puede esconder para siempre. Tarde o temprano todo se esclarecerá. Se sabrá qué pasó y se deslindarán responsabilidades (de uno y otro lado).

Y para cuando ese momento llegue, hay que estar preparados. De lo contrario, la memoria de los muertos (todos, nativos y policías) no podrá ser debidamente reivindicada.

Hablando de memoria; creo que otro de los temas que estos hechos traen a colación es que sí, sí que necesitamos un Museo de la Memoria. Para que nadie olvide.

Hay otros ángulos en este tema que quedan pendientes. Plantearé algunos como preguntas para todos nosotros:

– ¿Qué hacemos con el comprensible resentimiento que sin duda les ha quedado a los nativos?

– ¿Qué hacemos con el (igualmente comprensible) resentimiento de las familias de los policías? De toda la policía, seguramente, que probablemente se sienta usada por los políticos.

Hasta muy pronto…

ACTUALIZACIÓN (11/06/2009):

Testimonio del sacerdote jesuita Miguel Cruzado, que habla de más de 100 nativos muertos en Bagua:

“Fueron heridos 169 nativos, la mitad de ellos de bala. Los heridos fueron cargados por sus compañeros y llevados a postas o casas cercanas. Los muertos se quedaron en la carretera que luego fue tomada por la policía y no dejo acceder a nadie el resto del día. Solo bajaban helicópteros llevando cuerpos, heridos de la policía y cadáveres de nativos muertos. Tenemos constancia de 31 muertos. Lideres indígenas dicen que, de acuerdo a sus cálculos, hay 103 nativos asesinados. El gobierno dice que murieron solo 3 nativos en ese enfrentamiento (y otros 6 en choques en otros lugares). Es evidentemente imposible que hubieran 169 heridos, la mitad de bala, algunos muy graves… y solo 3 muertos. Solo Santiago Manuin, un apu awajun al que los jesuitas estamos directamente protegiendo por encargo del obispo, tenia 6 impactos de bala. Está vivo de milagro.”

14 comentarios en “Mueren 22 policías y ??? nativos (actualizado)

  1. El problema es que el movimientismo social en el Perú ha buscado capitalizarse políticamente en la victimización. Es triste decirlo pero para ellos las víctimas son valiosas para inflingirle costos políticos al gobierno. Ahora se han visto en la situación dificil que haber causado más víctimas que la policia (“la represión”) a ellos. Han quedado deslegitimados por eso. Cayeron en su propio juego.

    Lo que les queda ahora es inflar el numero de victimas a como de lugar insistiendo en “leyendas negras” (que se las etan tragando facilito en el extranjero) y en la responsabilidad política del gobierno al haber enviado policías que “se sabía” iban a ser masacrados. Estan usando el tema de las víctimas para zafarse de toda responsabilidad hasta revertir la derrota política que acaban de sufrir.

    Me gusta

  2. Yo lo que no logro entender es porqué se tiene que usar la violencia. ¿Por qué invadir carreteras, tomar acueductos? ¿por qué dejar que personas que no buscan el bienestar de los nativos sino mas bien tienen otras intenciones, los animen a hacer tanta barbaridad? Los verdaderos responsables de esta masacre estan a salvo en sus casas o escondidos. Las victimas fueron como siempre, personas que no tenian nada que ver: policías que cumplian su deber y nativos a los que se les había vendido el cuento de que les iban a expropiar todo.
    Lástima que ocurran estas cosas pues desestabiliza al país.

    Me gusta

  3. Saludos:

    La violencia sólo genera violencia. Este lamentable hecho demuestra, una vez más, que el Perú es un país desestructurado socialmente, en donde grandes zonas geográficas y muchas etnias se sienten abandonadas por el Estado.

    Una situación de este tipo, este nivel de violencia, no es producto de la pobreza y atraso al que están condenadas muchas zonas de la geografía peruana?. Encuentro realmente difícil de creer que si todas estas zonas tuvieran un nivel de desarrollo aceptable, si tuvieran niveles de pobreza mínimos, redes de electricidad, servicios sociales, y todo lo que hace que una sociedad se diferencie de una abandonada tribu africana, o de una zona en control talibán, escojan la violencia extrema.

    Las transnacionales sólo buscan depredar los recursos de los países pobres como el Perú. Su impacto ecológico es nefasto. Y muchas veces esa riqueza generada no se “queda” de una manera razonable en las zonas en las que, por fortuna o desgracia, existen recursos naturales.

    Oswaldo

    Me gusta

  4. Respecto a tu actualización me parece un poco irresponsable que los amigos jesuitas denuncien con la sola “prueba” de la estimación numérica. Defensoría no ha confirmado hasta ahora tales matanzas ni tal numero de heridos. Pasan los días y lo unico que hay son historias y testimonios, lo que da mucho que pensar. Tanto afán necrológico solo puede obedecer a una cosa: objetivos políticos.

    Me gusta

  5. Defensoría no es la ONPE que tenga que dar las cifras oficiales. Nadie lo es. Defensoría ha patinado ya con las cifras de las esterlizaciones forzadas de Fujimori.

    Los testimonios cuentan, máxime cuando se han llevado los cuerpos y Bagua está tomada. El alto número de heridos de bala y graves es indicativo de la magnitud de los ataques contra la población. Todo ello constituye evidencias.

    La versión que sí está claramente orientada por objetivos políticos es la del gobierno: censura a la prensa, militarización de Bagua, confusión informativa con denuncias estereotipadas de una infiltración extranjera, de la que curiosamente no se han presentado prueba algunas, ni, curiosamente también, nadie las exige.

    Me gusta

  6. El “tener constancia” no necesariamente son pruebas. Segun el texto es una certeza que proviene de los testimonios, no de una verificación material.

    Copio parte de la respuesta de Miguel a la cuestión de las pruebas en el post que cita su carta (las negritas son mías):

    Este texto fue escrito hace varios dias como un envio privado a algunos amigos. Desde entonces a hoy voy viendo que los testimonios sobre muertos y desaparecidos varia, incluso entre quienes parecian seguros hace unos dias. Las informaciones hoy por hoy son contradictorias. Hay gente retornando que habla de volver a buscar a sus muertos.
    Lo mas sensato sera esperar unos dias al retorno de la gente a sus comunidades, alli se podra saber quienes llegaron y quienes no, y se podra verificar con mas precision lo que ahora sigue sin estar claro.
    De cualquier modo, dado que las comunidades estan muy separadas entre si, sera preciso realizar una investigacion amplia, una especie de comision de la verdad de lo sucedido, que verifique que la gente volvio a sus casas, anote quienes no estan y verifique los testimonios multilpes de quienes vieron muertos que luego no habrian aparecido. De otro modo nos quedara esta sensacion de imprecision que produce mas dolor y que puede ser utilizada para crear mas zozobra de la que ya tenemos.

    Me gusta

  7. Donde hay nativos defendiendo su derecho a la vida, algunos ven terroristas;
    donde hay una preocupación internacional por el derecho de los nativos a ser consultados, algunos ven una conspiración internacional,
    donde hay decenas de muertos, algunos sólo ven 9 muertos.

    Me gusta

  8. Saludos:

    Completamente de acuerdo contigo Elmo Morfeo. Las opiniones de Guille de Maus siempre son contrarias no sólo al sentido común, sino a la misma humanidad que se merecen todos, policías, utilizados como el brazo armado de un gobierno miserable y ladino, e indígenas, desesperados de ver que, una vez mas, su voz no es tomada en cuenta, utilizados políticamente de un lado y el otro como carne de cañón.

    Es muy sospechoso que el gobierno no haya aclarado hasta hoy el número de muertos civiles que han habido. De hecho, no hay que ser muy inteligentes para intuir que serán más de nueve…Este gobierno tiene una sospechosa vocación para teñirse de sangre. Todo esto es triste, muy triste, porque el Perú parece tener una tendencia masoquista al suicidio colectivo y social, teniendo todo el potencial para ser un gran país.

    Oswaldo

    Me gusta

  9. Lean bien lo que cito: el propio autor de la nota alarmante reconoce que no se ha podido determinar nada con seguridad porque no se pasa del nivel testimonial. No soy contrario porque sí, sino porque me parece claro que se está exagerando una situación a partir de hechos no comprobados.

    Esto, para que vean que no se trata de un problema que solamente sea responsabilidad del gobierno, sino de muchos más actores que nos incluye a nosotros como base sobre la cual se sostiene la política.

    No le tengan miedo a la verdad señores

    Me gusta

  10. Saludos:

    Jejeje….el tercer Reich se ha reciclado en el Perú? Asi que es cuestión de estadística…eso de contar muertos digo…Si al final se logra saber cuántos muertos ha habido, pero con total honestidad, sabremos cuánta “exageración” ha habido…

    Es que los peruanos somos unos exagerados!!!!!!

    Esto de morirnos así porque si debe ser un nuevo deporte olímpico.

    No le tengan miedo a la verdad señores!!!!

    oswaldo

    Me gusta

  11. Ja ja. Como se nota que se resisten a aceptar la realidad. Como sea, si se fijan que el enlace proporcionado por Isa, el post de la carta esa ha sido borrado de esa web jesuita.

    Pero para los curiosos, mañana el padre Miguel Cruzado (a quien tengo el gusto de conocer personalmente y que no está muy contento que digamos por la publicación de su mensaje) dará una misa mañana en la UNI a las 4pm por el día del Padre. Yo voy a estar ahí para conversar con él de estas y otras cosas. Ya les contaré.

    Me gusta

  12. La verdad los extranjeros sionistas estan infiltrados en ONGs y hoy en dia estan infiltrados en los movimientos sociales. Necesitamos organizarnos todos los movimientos pobres para enfrentar las diviciones que existen en Peru

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s