Nuevas dudas sinceras: ¿Dónde está el Cardenal?

Después de los tristes sucesos de estos días…

1) La Conferencia Episcopal Peruana lanzó un comunicado -firmado por Monseñor Cabrejos y Beatriz Merino- deplorando los hechos en Bagua;

2) El World Council of Churches (WCC) ha dirigido una carta a Alan García, en el mismo tenor;

PREGUNTA:

¿Nuestro Excelentísimo Cardenal Juan Luis Cipriani ha dicho esta boca es mía, se ha pronunciado públicamente sobre los sucesos de Bagua y no me he enterado… o ha hecho lo mismo que solía hacer en sus tiempos en Ayacucho?

(sin más comentarios)

5 comentarios en “Nuevas dudas sinceras: ¿Dónde está el Cardenal?

  1. Excelente iniciativa para ayudar efectívamente a los niños que se mueren de frío…

    Una cosa: Se han dado cuenta que la prensa repite mañana, tarde y noche sobre la gripe AH1N1 a lo largo y ancho del mundo, mientras en el Perú ya han muerto muchas más personas en estas semanas, que todas las víctimas de la gripe en todo el mundo!!!! Y eso en los medios no se trata!!!

    Y sobre los sucesos de Bagua, muy lamentable, pero hechos que demuestran que deberíamos empezar a pensar y a llamar la atención sobre lo desestructurada socialmente que es nuestro querido país…

    Oswaldo

    Me gusta

  2. ISA! Me sorprende tu desinformación: el cardenal si se pronunció sobre los hechos condenando la violencia y pidiendo diálogo en su homilía del Domingo! En el canal 4 lo pasaron el lunes en la mañana.

    Me gusta

  3. OK Guille, admito que sí el Cardenal sí habló.

    Te copio acá texualmente la nota de prensa del Arzobispado de Lima (las negritas son mías).

    “From: Comunicaciones y Prensa – Arzobispado de Lima
    Date: 2009/6/7
    Subject: Cardenal Cipriani condena violencia en selva peruana
    To: Estimados amigos

    Cardenal Cipriani condena violencia en selva peruana

    “En nombre de ese Dios de la vida, del amor y de la paz, condenamos con toda firmeza ese espectáculo inhumano que ha vivido nuestra patria. Me uno a cada uno de esos hogares que ya no tienen un ser querido, a quienes sirviendo a la patria han sido objeto de un asesinato vil. ¡No podemos en el país acostumbrarnos a que ese sea el modo de resolver los problemas”, señaló el Arzobispo de Lima en la Santa Misa del domingo 07 de junio en la Basílica Catedral de Lima, en referencia a los actos de violencia acontecidos en la selva peruana.

    En el día en que la Iglesia celebra la fiesta de la Santísima Trinidad, el Pastor de Lima mencionó en su homilía que su invocación al cese de violencia entre las comunidades nativas de Bagua (Selva del Perú) y la Policía Nacional del Perú, responde a lo que la Doctrina Social de la Iglesia nos enseña.

    “No sigue la vida tan fácilmente cuando tantos hermanos nuestros, cumpliendo su deber como policías han sido muertos de una manera salvaje”, exhortó.

    Asimismo, el Cardenal Cipriani invocó a que en la zona de Bagua se ponga en práctica la paz con toda su fortaleza, para sabernos conducir como seres racionales y no exaltar la maldad y la mezquindad que tenemos guardado debajo del pecado. “¡Qué pena contemplar a nuestra patria desangrarse de esta manera!”, lamentó.

    En ese sentido, imploró a nuestra Madre, la Virgen María para que sea ella quien nos conduzca por el camino de la paz; y bendiga y consuele a esos hogares que con dolor “han perdido a un hombre de su familia o tienen gravemente herido a otro, para que la paz de Cristo reine en nuestra tierra”, culminó.

    Cabe precisar, que en la Santa Misa estuvieron presentes los miembros del Consejo Departamental de Lima del Colegio de Ingenieros del Perú, quienes el 08 de junio celebran su 47º aniversario de creación.

    Oficina de Comunicaciones y Prensa
    Arzobispado de Lima
    Telefax: 333-0015

    OK. Habló. Pero si se fijan bien, pareciera que para él sólo murieron los policías. Las cifras de la Defensoría hablan de nueve nativos muertos, pero parece que para este Cardenal no murió ninguno. Ni los menciona

    Es que los DDHH siguen siendo una cojudez?

    Me gusta

  4. Es más que cuestión derechohumanista (que en realidad eso era lo que reclamaba Cipriani: que nuestro sentido humano y los contenidos de nuestra fe sean pospuestos por una versión laica x-small como lo es la carta de los DD.HH.). No tienes que remitirte a los DDHH para darnos cuenta que falta algo en el discurso de Cipriani. El pata se dejó llevar por el enorme peso que representa una matanza como la que sufrieron los policías. No podemos evitar reconocer que es muchísimo más terrible la masacre de los policías que las victimas nativas del combate. Se distingue claramente una violencia desproporcionada por parte de los nativos que no se puede ignorar y minimizar.

    No cabe duda que el cardenal políticamente es torpe, lo que justificaría que sea una nulidad (e incomodidad) para la bienpensantía de la soc. civil. Pero para eso nosotros los creyentes tenemos un recurso: orar por él. El resto que lo odie si quiere. Está en su derecho.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s