Salomón Lerner: “El Arte es la Facultad de todos”

(Texto final y fotos: M. Isabel Guerra.)

La Sociedad Filarmónica, presidida actualmente por el destacado académico Salomón Lerner (filósofo, ex rector de la Universidad Católica, Presidente de la Comisión de la Verdad, entre otros notables cargos) nos ofrece este año un nutrido programa con la presencia de 80 notables músicos de fama internacional; entre ellos, la prestigiosa Orquesta Stockholm Sinfonietta de Suecia, dirigida por el finlandés Okko Kamu, con el pianista alemán Stefan Arnold como solista; también el Cuarteto de Los Tres Continentes de Francia y el joven pianista chino Jue Wang, ganador del Concurso de Piano Santander, entre otros. La Temporada 2010 se inicia este 4 de Mayo, y como es habitual todos los conciertos se realizarán en el Auditorio Santa Úrsula.

Ud. ha asumido recientemente un nuevo reto, el liderazgo de la Sociedad Filarmónica…

Bueno, efectivamente, hay que estar al pendiente de todo: un gran problema que tenemos es que no hay en verdad leyes, normas, que apoyen las actividades culturales. Afortunadamente tenemos un excelente equipo administrativo, liderado por Pilar Flores, que trabaja mucho en  todas las coordinaciones necesarias para los conciertos, en solucionar los problemas que no faltan. Los músicos, en su mayoría, trabajan con agencias que los representan para conseguirles contratos internacionales: y lo que hacemos nosotros es, básicamente, coordinar con ellos para que programen Lima en su calendario de giras por Sudamérica. De esta manera se amortiguan los costos, que serían mucho más altos si los trajéramos expresamente.

En cuanto a la dirección artística de las Temporadas, por ejemplo la selección del repertorio para los conciertos, ¿cómo se maneja esto?
En forma conjunta. Los músicos nos proponen varias alternativas para un programa de concierto, y de allí nosotros, con el conocimiento que ya tenemos de nuestro público local, seleccionamos música que sabemos que siempre es bien acogida, pero procuramos también incluir algunas piezas más modernas, para ir poco a poco abriendo el gusto del público. Tenemos muchos abonados, debemos tener en cuenta sus gustos, pero también podemos poco a poco abrir su abanico de posibilidades: mayormente son personas mayores, con gustos definidos..

A qué atribuye el hecho de que el público joven no es concurrente mayoritario a estos conciertos?
Eso es uno de los misterios de esta época… mire usted, yo creo que esta es una situación que se ve más en el Perú; en otros países los jóvenes, sin menoscabo de sus otras aficiones e intereses musicales, ponen más atención a la música clásica, asisten a conciertos. Y personalmente creo que acá no se trata de  es un problema económico, porque lo que se gastan en una entrada para uno de estos megaconciertos rock les alcanza sobradamente para comprar uno de nuestros abonos, es decir, para la temporada completa de 13 conciertos. De otro lado, nosotros tenemos también tarifas preferenciales para estudiantes, e incluso en el caso de la Universidad Católica pueden cargar el costo a sus boletas de pago de pensión. No sé… yo me pregunto si parte de la responsabilidad no la tendrán los medios de comunicación, que no difunden nada de esta música sino más bien dan todo el espacio a otros géneros… y también ahora con las nuevas tecnologías los chicos en lugar de compartir el goce de la sala de concierto, escuchan música en privado, con sus audífonos, aislándose de los demás.

Volviendo a lo que mencionaba al principio sobre la falta de apoyo a las actividades culturales, ¿qué debería suceder para que esta situación cambie?
Es que… quizás algunas leyes para incentivar a que las empresas apoyen o den donaciones a las actividades culturales, porque tal como están las cosas, si uno quiere hacer algo por la cultura, el arte, la ciencia, la educación, acaba convertido en una suerte de mendigo profesional debido a la necesidad de encontrar auspiciadores. Hubo una ley alguna vez, que apoyaba las actividades organizadas por universidades; lamentablemente fue mal usada, y por eso se eliminó durante el gobierno de Fujimori. Creo que lo que se debió hacer fue mantener la esa ley pero creando un organismo de control, para verificar el correcto uso de las donaciones y así evitar problemas. Pese a todo, nosotros seguimos ofreciendo los abonos a precios bastante razonables, y también series de conciertos dirigidos especialmente a los jóvenes, con intérpretes también muy jóvenes; y también tenemos precios para estudiantes y para jubilados. Lo que creo es que también debería haber más educación en música desde las universidades, desde los colegios, para que finalmente a los chicos, a la gente, le importe más la música. En eso, creo que la Universidad Católica abrió el camino con su centro cultural, iniciativa que luego fue seguida por otras universidades. Y es que, como siempre digo, el arte es la facultad de todos.


Publicado en la Guía de Arte de Lima, Abril 2010

***


Anuncios

Un comentario en “Salomón Lerner: “El Arte es la Facultad de todos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s