Shiny happy bloggers in Habana

En el principio era el blog. El hombre propone, Dios dispone, y vienen los blogueros y lo descomponen. Estábamos algunos twitteros pensando en que ya iba a ser nuevamente octubre y que correspondía hacer una reedición del Twitt&Chicken, cuando de pronto recibí un email colectivo (sí, todavía se escriben emails no corporativos) con carácter de urgencia: según Juan Arellano (@Cyberjuan) se convocaba a blogoreuna urgente y al paso, con o sin twitteros, para dar la bienvenida a Lima a Juan Julián (JJ) Merelo, autor del blog Desde la tela de araña, para más señas andaluz, informático, lector impenitente, escribidor… y sufrido bloguero, por supuesto.

La blogósfera no se crea ni se destruye, sólo se transforma. Muchos vienen anunciando la muerte de los blogs hace tiempo, muchos han migrado a las redes sociales, pero no, los blogueros ni hemos muerto ni estamos de parranda… aunque como me dijo alguna vez Johan (en Twitter @Chinasklauzz) es preciso que escribamos mucho y más, porque de la vieja hornada quedamos muy pocos. De todos modos, en el ánimo de contribuir con la representación de la muchachada bloguera local sobreviviente me presenté (a pesar de mi edad, tamaño y peso) a la blogoreuna en cuestión, sin saber muy bien a quiénes me iba a encontrar, aparte del Juane y del invitado madrepatrio, claro está.

El blog ha muerto, viva el blog. Asistimos a la cita @apuntesperuanos, @eruntale, @jfonzy, @mijarosoft, @cyberjuan, @JJMerelo, @limavisorperu y una servidora (@misabelg). Ok, sí, aparte de twitteros, todos (o casi todos) empezamos como bloggers, allá por los felices tiempos en que la gente leía lo que uno escribía, y que se tomaba el trabajito de escribir para explicar lo que pensaba, en  lugar de pasarse el día colgados del smartphone de moda haciendo RT (retweet), clickeando en LIKE o trolleando apasionadamente a desconocidos en redes sociales, en el afán de convertir en #TT (trending topic) causas perdidas con más o menos misma relevancia para el mundo que mis problemas con ese terco hormiguero de mi jardín, o de coleccionar más followers (igualmente desconocidos) que otros.

En el Habana Café con JJ Merelo.

De modo que, si me permiten traducir del twitter al blogger, esa noche en el Café Bar Habana nos encontramos algunos dinosaurios peruanos como Francisco (Apuntes Peruanos), Johana (Déjame ser), Dámaso (JFonzy), (Milton (Viadescape.tv), Juan (Globalizado), Maru (A través del lente), el invitado JJ (Atalaya: desde la tela de araña) y la autora de este burbujeante blog. Y entre tragos y entremeses, algunos nos repasamos las nuevas arrugas y nos pusimos al día luego de mucho de no vernos, otros nos saludamos por primera vez, pero eso sí, pasamos todos un buen rato con JJ hablando de las diferencias del significado de la palabra “crisis” en cada lado del charco… y enseñándole algo de jerga y modismos peruanos. Luego llegó Jesús.

Dijo alguien que los blogs morirían de inanición. Supongo que los que empezaron un blog con la peregrina idea de hacerse millonarios sin trabajar por obra y gracia del algoritmo del Google Adsense ya se habrán dado cuenta de que eso era un sueño de opio y claro, habrán puesto la lápida al blog. Pero los que lo empezamos por el puro afán de tener un espacio donde expresarnos, seguimos en la brega. Quizás no posteamos tan seguido como antes, pero aquí estamos. Porque nunca nos planteamos el blog como algo útil, sino como algo que nos es necesario.

Sutil diferencia. Después de todo, la mayoría de escritores somos unos coleccionistas de información y datos absolutamente inútiles para el mundo… pero que son la materia prima de nuestros escritos. Personalmente, creo que el futuro de los blogs está, precisamente, en eso, en ser los vehículos de contenidos originales, textos (reflexiones, pensamientos, creación, etc.), fotos, podcasts, vlogs, y/o cualquier otro material creados por nosotros mismos. Y en su capacidad de articular grupos pequeños de audiencias alrededor de cada uno, visibilizándolas. Eso es lo que diferencia al post del bloguero de otras cosas.

Pero ya me fui por las ramas. Digresión aparte, los bloggeros que nos reunimos esa noche hicimos buena sintonía y esperamos repetir el plato pronto… y y esperamos seguir leyéndonos, como siempre. Y claro, esperamos que JJ Merelo regrese a Lima pronto, para poder llevarlo por las rutas de Vargas Llosa, hacerlo visitar la Lima que no entra en las rutas de las agencias de turismo… y a un city tour explicativo de los múltiples significados de la peruanísima palabra “huachafo”:)

Y me despido con mi favorita de favoritas de los R.E.M., sí, los mismos que hoy casi me matan con el anuncio de su disolución: Shiny Happy People. Dedicada a todos los sufridos blogueros de corazón del mundo… Shiny, happy people holding hands…

Hasta la próxima!

4 comentarios en “Shiny happy bloggers in Habana

  1. Más o menos por lo que explicas en el tercer párrafo es que no uso Twitter.😉
    En cuanto a la palabra huachafo, ejemplos los puedes encontrar a montones por todos lados. La cosa es si alguien con origen más allá de nuestras fronteras puede llegar a entender a cabalidad el término.😀

    Me gusta

  2. Yo soy bloguero, de la “vieja hornada”, me divierte escribir, aunque lo hago poco (y simultáneamente), en verdad digo que con un trabajo sacrificado, sincero y sencillo podemos sacarle partido a nuestros proyectos en la red, he aprendido a escribir de todo y meterme a todo tipo de especialidades…soy informático, a veces también cocinero, cuido niños y doy consejos, soy de izquierda, me atrae la política, opino sobre arte, cine, música y a veces poesía, a veces serio y a veces muy informal, farandulero, diseñador web y seo… con esto quiero decir que tengo proyectos que respaldan mi trabajo… Si se puede vivir de eso y divertirte y pasártela en casa un fin de semana trabajando y también viajar lejos, muy lejos y pasarla bien cuando todo el mundo esta trabajando… No hay horarios, es un hobbie que se ha convertido en un trabajo … es sacrificado y a veces depresivo… pero escribir y escribir… siempre es divertido…

    Pd. Gracias M. Isabel Guerra por las menciones que me haces… sigo de cerca y de lejos tu trabajo…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s