Los cambios en Facebook!

Yo era una bloguera empedernida, con un blog bastante leído por entonces (la vieja hornada recordará mi nick, “Danza Invisible”) y tras haber visto de lejos lo que era HI5, no quería saber nada de ninguna red social. Por eso no quería entrar a Facebook. Pero, como muchos, terminé inscribiéndome en Facebook para probarlo, persuadida por mi entonces compañero de vida y por algunos amigos comunes… y le cogí el gusto. Me gustó su diseño sobrio, y me tranquilizaba el hecho de que, a diferencia de HI5, se podían configurar opciones/niveles de privacidad sin gran problema.

Fue a través de Facebook que me reencontré con gente entrañable a quien le había perdido la pista (amigos del barrio en que crecí, compañeros de colegio, mi promoción de la universidad) y además estreché lazos de amistad (que pasaron a la vida real luego) con blogueros a los que había conocido porque nos leíamos nuestros blogs. De otro lado, parecía cada vez más que toda la gente de los círculos personales y profesionales en los que me movía estaban en Facebook, de modo que estar en contacto con toda esta gente por allí parecía una buena idea.

Pero para cuando uno llega a tener más de 600 contactos ya la cosa se pone inmanejable. Yo dejé la fase de las apps y los jueguitos en Facebook cuando llegué a los 400 contactos, porque era imposible seguir el progreso de los juegos, y porque la verdad es que se necesita tiempo aparte.

Uno bloquea aplicaciones (juegos, por ejemplo), hace listas de gente, borra contactos que  no son muy cercanos, en fin hace lo posible por mantener un orden, no mezclar contenidos, no espamear a gente que no es tan cercana con las fotos de tu bebita, por ejemplo, en fin… por no mencionar que para nosotros los peruanos el tema de la privacidad nos puede llevar a la paranoia por todo lo que un hueco en la privacidad puede implicar en términos de seguridad propia y de la familia. Y ahora estoy muy enojada con Facebook porque ahora prácticamente todo lo que uno postea es potencialmente de dominio público.

Me hicieron probar Google+ y salí espantada porque sin hacer nada recibía cada día por lo menos diez notificaciones de gente de la cual ni sabía que existía y que me había agregado a sus contactos. Y lo que me espantó fue comprobar que técnicamente no hay manera de impedir esto, que bloquearlos sólo implicaba que uno no verá más sus updates pero ¿cómo saber si no ven los tuyos? ¿Cómo impedir que te hagan perder tiempo bloqueando desconocidos invasivos todos los días? Ni hablar. Me salí a lo bruto, borrando completamente mi perfil. Y vaya que me costó, perdí casi tres horas en ese empeño, porque Google+ está diseñado para que no encuentres el modo de salir.

Facebook está incurriendo en más o menos los mismos vicios que Google+ y HI5 juntos: información hiper visible, “news tickers” en los que te enteras cada segundo de qué hizo gente que ni conoces (sólo porque lo postearon como “público”) y lo peor, la posibilidad de lo que uno les comenta a los amigos, incluido cosas coloquialísimas tipo “veste csm ándate a bañar oe” que uno espera que queden dentro del círculo íntimo de amistades, se hagan totalmente públicas.

Así es, si nuestro amigo Periquito de los Palotes no se fijó bien y colgó una foto de la última juerga que compartimos como “PUBLIC”, no sólo todo el universo facebookero se va a enterar que nos tomamos más de un pisco sour, sino que además todos los comentarios chongueros, jocosos y burlones que hagamos nosotros y nuestros amigos TAMBIÉN serán de dominio público. Y si nos taggean (etiquetan) pues la cosa no se pone mejor. Yo ya no comento nada de nada (ni pongo LIKE) cuando veo que se trata de un post “público” “(Public”). Será para que después lo anuncien en el news ticker de los millones de usuarios de Facebook a nivel mundial. Aunque no se trate de nada comprometedor, la idea me da escalofríos. ¿Big Brother me vigila?

Y si le sumamos a la ecuación la pesadilla del botón SUBSCRIBE, qué quieren que les diga. Yo no lo he activado por la sencilla razón de que no me interesa que ningún desconocido tenga la posibilidad de andar hurgando en mi cuenta personal (porque aunque lo nieguen, es más o menos eso). Pero la brillantísima gente de Facebook asume que yo quiero que  TODOS mis contactos tengan acceso a TODAS mis actualizaciones, y entonces no hay modo de bloquear el botón SUBSCRIBE entre los contactos que uno tiene, ni ninguna forma de controlar cómo lo usan. En la práctica esto hace que los settings de los niveles de privacidad no sirvan de mucho. Y creo que nadie tiene el mismo nivel de confianza con toooooodos sus contactos…

Yo hice bilis durante varios días, hasta que al fin decidí que a grandes males, grandes remedios. Borré más de 150 contactos y en los hechos he deshabilitado mi muro. Pensé en borrar del todo mi cuenta personal, pero no lo he hecho porque al final me ha parecido mejor conservarla para mantener el contacto con la gente, comentar en los muros de mis amigos cercanos, gente que conozco, y que mis contactos me puedan localizar y enviar mensajes PRIVADOS.

Y en cambio, para discutir cosas como noticias o cosas de actualidad, o para difundir mis trabajos y publicaciones (fotos, artículos, blogs, etc.), he creado una “Fan Page” abierta y pública, donde no hay ni habrá contenidos de tipo personal. Aprovecho para hacer el publicherry: suscríbanse.

En resumen, no me gustan para nada los cambios recientes de Facebook. Pero ni modo, los tiempos cambian, y si cambian las reglas, es aceptarlas o rebelarse. Y yo me resisto a que sean otros y no yo misma quien decide cómo se maneja y distribuye mi data. Llámenme anticuada y de la vieja escuela si quieren, pero ya bastantes broncas tengo con los estúpidos algoritmos de los motores de búsqueda y con las exigencias de optimizar todo para San SEO. No necesito que “me sugieran” cosas, quiero buscar las cosas por mí misma y sin filtros que no han sido puestos exactamente con las más nobles intenciones, y quiero difundir mi trabajo, no vender chorizos…

En fin, que no se puede dejar de usar estas cosas en los tiempos que corren. Pero hay que tener los ojos bien abiertos…

About these ads

3 comentarios en “Los cambios en Facebook!

  1. Cuando leo posts sobre el tema, del cual no entiendo ni la mitad (ni lo intento, la verdad), me felicito por no estar en Facebook. Es una decisión de la que no me arrepentiré jamás.

  2. Gabriela, yo entiendo un poquitín mas de la mitad del tema, pero al igual que tu, me felicito por no estar en facebook….

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s